Publicidad

Tesla pide sanciones más duras en EEUU para los fabricantes que no cumplen con la media de emisiones

Tesla pide sanciones más duras en EEUU para los fabricantes que no cumplen con la media de emisiones
39 comentarios
HOY SE HABLA DE

Tesla está presionando a un tribunal de apelaciones de Estados Unidos para que restablezca una regulación de la administración Obama de 2016. Ésta, duplicaba las sanciones para los fabricantes de automóviles que no cumplen con la media de consumo, según cuentan en Autoblog.

La administración Trump retrasó el pasado 14 de enero el inicio de las sanciones más altas hasta el año modelo 2022. En su petición, Tesla alega a la Corte de Apelaciones del Segundo Circuito de Estados Unidos que la acción de Trump era "ilegal" y "disminuye el valor de los incentivos basados en el rendimiento que los fabricantes de vehículos eléctricos, como Tesla, que cumplen las normas".

Si bien el nuevo presidente, Joe Biden, apoya el endurecimiento de las normas de emisiones, su administración se opone a la petición de Tesla de una acción judicial inmediata.

Según la presidencia, la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras (NHTSA) está examinando la acción de Trump relativas a las sanciones relativas a la media de emisiones CAFE (Corporate Average Fuel Economy) y no dará sus resultados hasta dentro de seis meses.

Tesla

Tesla pidió por primera vez al tribunal de apelaciones que actuara el 4 de marzo, diciendo que la "acción atroz de la administración Trump presenta una situación tan extraordinaria como injustificada e inflige un daño inmediato e irreparable a Tesla."

La importancia de los supercréditos en el modelo de negocio de Tesla

Para Tesla, la posición del gobierno de querer revisar las consecuencias y la acción de la administración Trump "ignora los impactos en curso" en el mercado de comercio de supercréditos. Y es que Tesla, cuyos coches eléctricos son de cero emisiones, vende supercréditos a otros fabricantes de automóviles y argumenta que ese retraso hace que esos créditos sean menos valiosos.

Tesla

En 2020, Tesla obtuvo su primer beneficio de todo el año, ayudada por un récord de entregas de vehículos y sobre todo notable un salto en las ventas de supercréditos. Tesla generó así unos ingresos de 1.580 millones de dólares por las ventas de supercréditos en 2020, un fuerte aumento con respecto a los 594 millones de dólares de 2019.

Tesla no es la única entidad en pedir que se adopten mayores sanciones para quien no cumpla con la media de consumo (y por ende de emisiones) prevista por los acuerdos CAFE. El pasado mes de febrero, 15 estados demandaron a la NHTSA por retrasar la adopción de las mayores sanciones para las empresas que no cumplan los requisitos de eficiencia de combustible.

Las multas más recientes las ha pagado FCA, ahora conocida como Stellantis NV, que pagó una sanción civil de 79 millones de dólares por no cumplir los requisitos de media de consumo de 2017, después de haber pagado otros 77,3 millones de dólares por no cumplir con la media de 2016.

Y si bien para Tesla unas sanciones más duras implica poder vender unos supercréditos a mayor precio, para Stellantis supondría enfrentarse a sanciones de "hasta 500 millones de euros (581 millones de dólares) dependiendo, entre otras cosas, de nuestra capacidad para implementar futuras acciones de producto u otras acciones para modificar la utilización de los créditos", explican desde Stellantis. Es decir, no les daría tiempo a lanzar productos más acordes con las medias requeridas.

En Motorpasión | Probamos el Tesla Model 3 Performance en circuito. Y sí, un coche eléctrico puede hacer sombra a un BMW M3

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio