La subida del impuesto al diésel, congelada: el Gobierno aparca su plan ante la brutal subida de precios de los carburantes

La subida del impuesto al diésel, congelada: el Gobierno aparca su plan ante la brutal subida de precios de los carburantes
31 comentarios

Dentro de una estrategia a largo plazo planeada por el Gobierno se contempla una subida del impuesto a los combustibles así como crear un nuevo impuesto por el uso real del vehículo en lugar de otras figuras impositivas actuales como el impuesto de matriculación.

Pero las últimas declaraciones de la vicepresidenta tercera del Gobierno y ministra de Transición Ecológica y Reto Demográfico, Teresa Ribera, abren la puerta a posponer esa subida de los impuestos al diésel. Al menos de momento.

La mitad de lo que ya pagamos en repostar se va en impuestos

"En estos momentos necesitamos una visión de conjunto sobre la fiscalidad energética que afecta a diversas disciplinas y consumos. Hemos visto en los últimos meses un incremento muy notable de los productos de combustibles fósiles por los mercados internacionales y evidentemente sería enormemente sensible introducir un incremento adicional que perjudicaría a los que más lo necesitan y más recursos necesitan", ha dicho Ribera en declaraciones recogidas por El Mundo.

Y es que la gasolina y el diésel rozan ya precios máximos, avivados por una crisis energética que estamos pagando cara.

Según datos del RACE, por cada 50 euros de combustible pagamos 18 euros por la materia prima, 25 euros en impuestos, 6 euros por coste de logística y comercialización y un euro del margen bruto para el mayorista.

En España el porcentaje de impuestos en el PVP del gasóleo fue en septiembre del 47,1 %, y del 50,4 % en el caso de la gasolina 95, según datos del Ministerio de Transportes.

Camion

El objetivo del Gobierno es aumentar la recaudación en los combustibles para acelerar el plan de reducir en dos millones de toneladas las emisiones procedentes del sector transporte español para 2050.

Esta medida se recoge dentro del paquete de medidas de la UE 'Fit 55', que incluye el fin del coche de gasolina y diésel para 2035, por lo que la subida de los impuestos a los carburantes no es exclusiva de España.

"Creo que esto es lo más delicado en una transformación así, sobre todo prestar atención a los impactos sociales y a las medidas de acompañamiento para que esos impactos no se produzcan ni en términos de desigualdad ni en merma de oportunidades", ha dicho Ribera.

En Motorpasión | Los mejores SUV híbridos enchufables aptos para Etiqueta CERO de la DGT por menos de 40.000 euros

Temas
Inicio