Compartir
Publicidad

Renault, Nissan y Mitsubishi disipan las tensiones en pleno 'caso Ghosn' y perfilan un nuevo comienzo para la alianza

Renault, Nissan y Mitsubishi disipan las tensiones en pleno 'caso Ghosn' y perfilan un nuevo comienzo para la alianza
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Los máximos responsables de la alianza Renault-Nissan-Mitsubishi han firmado un principio de acuerdo que marca definitivamente el fin de la era Carlos Ghosn. A través de un comunicado, se ha anunciado la creación de un nuevo consejo operativo para la alianza, que estará dirigido por el nuevo presidente de Renault, Jean-Dominique Senard.

Nuevos repartos de poderes, nuevo comienzo y Renault al mando

Carlos Ghosn

A medida que se acerca el vigésimo aniversario de la alianza y en pleno proceso judicial por el escándalo del que fuera directivo de la misma, Carlos Ghosn, la compañía ha decidido que es el momento de reforzar lazos y centralizar el control de lo que ocurre en la organización.

La nueva estructura del consejo tiene como objetivo preservar la autonomía de cada empresa al mismo tiempo que mejora la velocidad y la agilidad de las operaciones conjuntas.

Esta Junta de la Alianza será el único órgano que supervisará las operaciones y el gobierno de la misma, y tiene la intención de reunirse todos los meses en París o Tokio para asegurarse del buen funcionamiento de los tres fabricantes, que se han visto en posiciones enfrentadas ante el caso Ghosn (en especial Nissan y Renault desde que ésta última decidiera no posicionarse ante las acusaciones al empresario).

De hecho, es el primer comunicado conjunto que emiten desde que arrestaran el pasado 19 de noviembre a Ghosn, acusado de fraude fiscal

Este documento de intenciones ha sido suscrito por Jean-Dominique Senard, ex número uno de Michelin y presidente del nuevo consejo, por el consejero delegado de Nissan, Hiroto Saikawa, por el de Renault, Thierry Bolloré (y nuevo líder la firma del rombo), y por el de Mitsubishi, Osamu Masuko.

Queda patente que Renault, que posee el 43 % de Nissan y cuyo mayor accionista es el Gobierno francés, sigue al mando.

Mientras tanto, Ghosn consiguió hace pocos días la libertad bajo fianza tras 108 días en una prisión de Tokio. El empresario está siendo investigado por delitos de fraude fiscal y se enfrenta a una pena que podría superar los 15 años de cárcel. Durante su libertad bajo fianza será vigilado de cerca.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio