Publicidad

Carlos Ghosn acumula 64 días en prisión y el CEO de Michelin, Jean-Dominique Senard, suena para dirigir Renault

Carlos Ghosn acumula 64 días en prisión y el CEO de Michelin, Jean-Dominique Senard, suena para dirigir Renault
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

64 días en prisión y sin fecha de libertad bajo fianza a la vista. El aún directivo de Renault, Carlos Ghosn, cuenta los minutos para poder defenderse en un juicio, y el duro sistema penitenciario japonés comienza hacer mella en el empresario, que ha prometido respetar todas las condiciones establecidas por el juez para poder salir.

Por otro lado, aumentan los rumores acerca de que el Estado francés está trabajando en una fusión entre Nissan y Renault, mientras ya se barajan nombres para suceder a Ghosn al frente de Renault, como el CEO de Michelin, Jean-Dominique Senard.

El relevo de Ghosn en Renault, cada vez más cerca

Jean Dominique Senard Jean Dominique Senard. Foto: Wikipedia/Fredsimont.

Según explica Autonews Europe, el ministro de finanzas francés, Bruno Le Maire, ha querido restar importancia a los rumores que apuntan a que el Gobierno ultima un plan para fusionar Renault y Nissan y modificar las participaciones cruzadas entre las dos firmas.

Renault posee el 43 % de Nissan, que a su vez posee el 15 % de la automotriz francesa, mientras que el Gobierno francés es el mayor accionista de Renault con una participación del 15 % y dos puestos en el consejo.

Por otro lado, Francia ha solicitado a Renault que celebre una reunión de la junta directiva en los próximos días para reemplazar a Ghosn de las funciones de presidente y CEO de Renault. Resuena con fuerza el nombre de Jean-Dominique Senard, CEO de Michelin, que podría ocupar temporalmente los cargos de CEO y presidente hasta que la firma francesa celebre una junta de accionistas.

Ghosn, ante el improbable logro de la libertad bajo fianza

Carlos Ghosn

Ghosn, que se ha declarado inocente, se ha comprometido a colaborar con las autoridades para conseguir la libertad bajo fianza.

Entre las condiciones que estaría dispuesto a aceptar figuran entregar su pasaporte a las autoridades niponas, presentarse a diario en la fiscalía y abstenerse de comunicarse con testigos potenciales en el juicio, que se celebrará en aproximadamente seis meses.

Ghosn fue detenido el 19 de noviembre después de que la fiscalía de Tokio le acusara de ocultar compensaciones millonarias pactadas con Nissan y de violar la confianza de la empresa por utilizar fondos del fabricante para cubrir pérdidas personales en los mercados financieros.

Desde entonces, el tribunal le mantiene sin libertad porque considera que existe riesgo de fuga y de destrucción de pruebas, a lo que se le suman varias acusaciones que ha ido encadenando y que han puesto el reloj de detención a cero en varias ocasiones.

En la última, Nissan y Mitsubishi acusan a Ghosn -y solo a Ghosn- de cobros irregulares por valor de 7,82 millones de euros procedentes de una joint venture creada para explorar las posibles sinergias entre los dos fabricantes.

Mientras tanto, la mujer del directivo francobrasileño, Carole Ghosn, ha denunciado las penosas condiciones en las que afirma que vive recluido su marido, y ha escrito una carta dirigida al presidente francés, Emmanuel Macron, para que interceda y se asegure de que sus derechos son respetados en Japón.

En 2002, Muneo Suzuki, un exlegislador en la Cámara Baja del parlamento de Japón fue arrestado por acusaciones de soborno. Pasó 437 días detenido antes de ser finalmente declarado culpable y enviado a prisión.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir