Compartir
Publicidad

La era Carlos Ghosn termina: Nissan destituye al CEO como presidente y director representativo

La era Carlos Ghosn termina: Nissan destituye al CEO como presidente y director representativo
11 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Tras ser acusado de malversación de fondos y de recibir cuantiosas sumas de dinero no reportado de una subsidiaria, el que ha sido hasta ahora presidente del grupo Renault-Nissan, Carlos Ghosn, ha sido destituido como presidente y director representativo por el consejo de administración de Nissan, ignorando una petición del socio de la alianza Renault para posponer la decisión, según ha informado la compañía nipona.

El director estadounidense, Greg Kelly, iba a ocupar el cargo de director representativo, pero la junta ha decidido retirarle el estatus al considerarlo también cómplice y partícipe de malas conductas financieras.

Ni presidente del Consejo, ni director representativo, pero falta Renault

Hasta hace unas horas se había tomado la decisión en la sede central de Renault de incapacitar temporalmente al expresidente, pero ahora sabemos que finalmente tendrá que abandonar sus funciones dentro del grupo en una votación unánime por parte de Nissan.

Sede Renault

Sin embargo, es probable que tanto Ghosn como Kelly -el único estadounidense en el Consejo de Nissan- mantengan sus asientos como directores hasta que los accionistas de Renault se pronuncien. La próxima reunión ordinaria no toca hasta junio de 2019, así que tendrán que organizar una extraordinaria antes si quieren atajar la situación.

A pesar de todo, se ha informado de que la alianza de Nissan con Renault y Mitsubishi "se mantiene sin cambios".

Así, según explica Nissan, "la misión es minimizar el impacto potencial y la confusión en la cooperación diaria entre los socios" y se estudiará la creación de un comité especial para que un tercero independiente valore el sistema de gestión de la gobernanza. Además, los tres directores independientes, Masakazu Toyoda, Keiko Ihara y Jean-Baptiste Duzan, liderarán este asunto.

Por otro lado se aprobará el establecimiento de un comité asesor presidido por Toyoda e incluyendo a Ihara y Jean- Duzan que propondrá nominaciones de la junta directiva para el cargo de presidente de la junta.

En declaraciones recogidas por Autonews, Nissan ha asegurado que "seguirá investigando este asunto" y proporcionando información a la fiscalía de Tokio, con la que está colaborando.

La firma nipona acusa a Ghosn de no reportar sus ingresos a lo largo de cuatro años, abusando de los gastos de la empresa y haciendo mal uso de los fondos de inversión corporativos. Los medios japoneses dicen que los fiscales sospechan que Ghosn ocultó 5.000 millones de yenes (casi 39 millones de euros) de ingresos entre 2010 y 2014.

Se afirma que también usó una subsidiaria de Nissan con sede en los Países Bajos para comprar casas en todo el mundo (París, Ámsterdam, Beirut y Río de Janeiro) para su uso personal. El cese se ha producido tras una investigación interna que ha sacado a la superficie un supuesto fraude fiscal y malas prácticas.

De momento, Ghosn se encuentra recluido en el Centro de Detención de Tokio, donde ha recibido la visita del embajador de Francia en Japón así como del cónsul brasileño.

Mientras tanto, el Consejo de Administración reunido ayer nombró, a título provisional, a Thierry Bolloré como director general delegado.

Lo cierto es que la eliminación de Ghosn empaña la dirección de la alianza Renault-Nissan, que él personalmente había formado y prometido consolidar con un vínculo más profundo.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio