Compartir
Publicidad

El nuevo BMW Z4 se fabricará en la misma factoría que el Mercedes Clase G. Si no, no podría salir al mercado

El nuevo BMW Z4 se fabricará en la misma factoría que el Mercedes Clase G. Si no, no podría salir al mercado
6 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Poco a poco se van conociendo más datos sobre el nuevo BMW Z4. Sabemos que su estética será muy similar a la del Z4 concept car de 2017 y que, al menos en su versión Z4 M40i, equipará un 6 cilindros en línea como manda la tradición en BMW. Ahora, se sabe también que el roadster lo fabricará Magna Steyr en Austria, la misma factoría que lleva 40 años fabricando, entre otros, el Mercedes Clase G.

La historia reciente de la producción de los BMW Z4 es una historia de cambios constantes de localización. La primera generación se fabricó en Estados Unidos, siguiendo el camino abierto por el BMW Z3, su predecesor. Para la segunda generación, BMW decidió traer de nuevo la producción a Alemania. Pero como el mercado para este tipo de vehículos no tiene los volúmenes que tenía hace 15 años, la mejor solución para que la nueva generación sea rentable es de la de subcontratar su fabricación a Magna Steyr.

BMW Z4

Ahora bien, Magna Steyr no es un pequeño taller, es una factoría con capacidad para 200.000 vehículos al año y con una flexibilidad que los grandes fabricantes no se pueden permitir. Magna Steyr, es verdad, lleva décadas fabricando el Mercedes Clase G, pero también ha fabricadolos Chrysler 300 C y Chrysler Voyager para Europa, el Aston Martin Rapide, el MINI Paceman y el BMW X3 desde 2003 en complemento de las otras las fabricas de BMW que también lo producen. Lo mismo ocurre con el actual BMW Serie 5.

Sin la subcontratación de Magna Steyr, el Z4 no sería rentable y no saldría al mercado

BMW Z4 concept

Para su roadster desarrollado en colaboración con Toyota (dará vida al nuevo Toyota Supra), BMW ha decidido subcontratar la fabricación de su roadster. En el fondo es algo lógico y que tiene sentido habida cuenta de las cifras de ventas nada elevadas a las que se enfrentará el coche. Los descapotables en general ya no son coches que generen volumen de ventas.

En 2004, casi todos los fabricantes proponían al menos uno en su gama. Ese año, a nivel global se vendieron 831.000 descapotables, pero en 2018 la situación ya no es tan brillante. Y es que en Estados Unidos, el primer mercado mundial para este tipo de coches, el segmento de los descapotables representa menos del 1 % del mercado.

El nuevo BMW Z4 comenzará a fabricarse en Graz, Austria, a finales de este año. De momento, desconocemos si el Toyota Supra también saldrá de la factoría austriaca.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio