Publicidad

La nueva rabieta de Trump: insta a General Motors a reabrir su planta en Ohio y cerrar otra "en China o México"

La nueva rabieta de Trump: insta a General Motors a reabrir su planta en Ohio y cerrar otra "en China o México"
13 comentarios

Publicidad

Publicidad

Donald Trump ha vuelto a hacer uso de su cuenta de Twitter para expresar al mundo lo que cualquier dirigente debatiría consigo mismo mientras se ducha. Esta vez su objetivo ha sido General Motors, que ha despedido ya a 4.300 empleados en Norteamérica además de planear el cierre de cinco plantas.

Respecto a esto, Trump asegura haber dicho a la CEO de General Motors, Mary Barra, que reabra la "hermosa y grande" fábrica de Ohio y cierre en su lugar otra en China o México.

No está contento

Chevy Silverado Gm

Trump ha expresado su enfado por el hecho de que General Motors cerró el pasado 7 de marzo su planta de automóviles en Lordstown, Ohio. Una medida que les costó el trabajo a 1.700 personas.

"Acabo de hablar con Mary barra, CEO de General Motors sobre la planta de Lordstown, Ohio. No estoy contento de que esté cerrada cuando todo lo demás en nuestro país está en auge. Le pedí que la vendiese o hiciera algo rápido. Ella ha culpado a la Unión de la UAW pero no me importa, ¡sólo quiero abrirla!", ha dicho el presidente republicano.

Así, Trump quiere que los líderes de General Motors y los sindicatos se reúnan ya para salvar los puestos de trabajo en suelo norteamericano, "y que Lordstown, en una de las mejores economías de nuestra historia, se abra o se venda a otra empresa que la abra rápidamente".

Al parecer el Chevrolet Cruze no se está vendiendo bien (al igual que el Impala); de hecho se ha dejado de fabricar y la planta de Lordstown produjo su último vehículo el pasado miércoles, convirtiéndose en la primera de cinco fábricas que dejarán producir en Estados Unidos este año.

Entre ellas se encuentran además de Lordstown (Ohio), Detroit-Hamtramck (Michigan) o Osahawa (Canadá). El cierre de estas factorías supondrá la eliminación de unos 8.000 asalariados, un 15 %, a lo que se añade la reducción de un 25 % aproximadamente de su plantilla de ejecutivos.

General Motors espera que el cierre de esas operaciones le permitan ahorrar hasta 6.000 millones de dólares al año a partir de 2020.

Pero, ¿se trata de otro movimiento proteccionista? Tal y como apunta The Daily Mail, este arrebato tiene bastante sentido si miramos el calendario: la política de Ohio es un campo de batalla crucial en las elecciones de 2020; el estado de Buckeye es una victoria obligatoria para Trump si quiere la reelección.

Si consigue salvar esos 1.700 puestos de trabajo, puede suponer una gran ventaja para el líder republicano, pero perderlos daría margen a los demócratas.

Foto | Wikipedia/Gage Skidmore.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir