Compartir
Publicidad
Publicidad

¡No tan rápido! El Ford de conducción autónoma no estaría listo para 2021

¡No tan rápido! El Ford de conducción autónoma no estaría listo para 2021
Guardar
5 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Ford está revisando sus planes con respecto al coche autónomo y eso podría implicar retrasar el lanzamiento comercial de su primer coche 100 % autónomo más allá de 2021, según indicó en una entrevista el propio CEO del grupo Jim Hackett.

El anterior CEO, Mark Fields, había prometido poner en el mercado un coche autónomo sin controles manuales en 2021, aunque la compañía había explicado que estaría unicamente disponible para las empresas de car-sharing. Sin embargo, Jim Hackett -que sustituyó a Fields el pasado mes de mayo- adoptó una posición menos optimista.

Cambio de discurso

Ford coche autónomo

“Será un cambio progresivo, como en la informática, explicó al San Francisco Chronicle. “Si piensas en un vehículo que puede conducir a cualquier sitio, a cualquier hora, en cualquier circunstancia, bajo la lluvia y el frío, será más allá de 2021. Y cualquier fabricante te lo diría”.

Además Hackett aseguró que los coches autónomos no sustituirían los conductores humanos y que las empresas de car-sharing no eliminarán de la ecuación el coche privado. De manera general, Hackett se muestra mucho más comedido a la hora de promocionar el coche autónomo que su predecesor o que la mayoría de analistas, empresas tecnológicas y demás fabricantes.

Además Hackett aseguró que los coches autónomos no sustituirían los conductores humanos ni significa el fin del coche privado

Éstas ven la llegada del coche autónomo y el car-sharing como una potente e inevitable combinación disruptiva para la industria. Para ellos nuestro futuro mundo automóvil será exclusivamente compuesto por coches autónomos de car-sharing. Sería tan disruptivo que ya ya se habla ya de un coche de seguridad autónomo en la Formula 1.

El coche autónomo no sería tan disruptivo como nos lo venden

Ford coche autónomo

De hecho, Hackett afirma estar convencido que la gente seguirá pudiendo comprarse un coche y sobre todo conducirlo. Eso sí, reconoce que en realidad nadie sabe qué supondrá la llegada del coche autónomo. Podría jugar un papel importante en el coche privado por la seguridad que da como podría ser un elemento disruptivo como algunos vaticinan, explicó.

Obviamente, esto no significa que Ford abandone la carrera por disponer de un coche autónomo, ni mucho menos. Hay en marcha una inversión de 1.000 millones de dólares para el cerebro de ese futuro coche autónomo. Y es que la Inteligencia Artificial (IA) que controlará ese coche es uno de los elementos más importantes de este coche, una IA que podría tener que tomar decisiones éticas.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos