Publicidad

No, el Gobierno no va a prohibir los coches diésel y gasolina en 2040, pero sí fomentará el coche eléctrico

No, el Gobierno no va a prohibir los coches diésel y gasolina en 2040, pero sí fomentará el coche eléctrico
29 comentarios

Habrás leído que los coches diésel, gasolina e híbridos en España vuelven a tener fecha de caducidad. Dicho de otro modo, que el Gobierno los prohibirá finalmente. Sin embargo, no hay motivo para alarmarse ya que en el nuevo borrador del proyecto de Ley de Cambio Climático no hay una prohibición explícita de venta de esos coches para 2040 y de circulación para 2050, como se propuso en el primer borrador.

Según informan en la Cadena SER, que ha tenido acceso al anteproyecto que el Gobierno llevará al Consejo de Ministros del próximo martes 19 de mayo, el actual ejecutivo mantiene su objetivo de que en 2050 dejen de circular los coches con emisiones de efecto invernadero, es decir, cualquier coche que emita CO₂.

Sin embargo, en esta ocasión, no se especifica una clara prohibición de la venta o de la circulación de coches por su tipo de propulsión, ya sea gasolina, diésel o híbrida. En cambio, en el artículo 12 se establece que se tomarán las medidas necesarias para que eso ocurra.

prohibicion coches diésel gasolina

La idea sería fomentar el uso de turismos e industriales ligeros eléctricos, mediante apoyo a la investigación, la obligación de instalar puntos de recarga eléctrica en gasolineras y edificios nuevos o reformados. Además, en este borrador de ley se confirma también la necesidad para todos los municipios de más de 50.000 habitantes de tener zonas de bajas emisiones.

Neutralidad climática para 2050

Por otra parte, el Gobierno se ha fijado una neutralidad climática para 2050, año en el que toda la generación eléctrica de España tendrá que ser de origen renovable. Esa neutralidad no implica que no puedan haber emisiones de CO₂ en España, sino que se tendrán que compensar mediante mecanismos para absorber ese CO₂, por ejemplo.

El cambio en este proyecto de ley, que pasó de prohibir un determinado tipo de coches por simplemente la voluntad de hacer que los coches que emitan CO₂ desaparezcan, se debe a la advertencia de la Unión Europea que prohibir "no es compatible" con la legislación comunitaria, según dijo la comisaria europea de Industria y Mercado Interior, Elzbieta Bienkowska.

prohibicion coches diésel gasolina

En concreto, en respuesta a una pregunta del parlamento danés, Bienkowska explicó que "bajo la actual normativa de homologación de la Unión, una prohibición completa de la comercialización, importación y matriculación de coches nuevos de gasolina y diésel en un Estado miembro no es compatible con la ley de la Unión Europea".

Pero sin poder realmente prohibir la venta de los coches gasolina o diésel y sin influir en el mercado de forma directa para que la balanza se decante hacia los coches eléctricos y fuel cell, parece poco probable que a día de hoy se ponga fecha de caducidad a los coches con motor de combustión interna.

No hace falta prohibir

prohibicion coches diésel gasolina

Sin embargo, la realidad es que no hace falta prohibir los coches de gasolina o diésel. La propia Unión Europea ya se encarga de que a medio y largo plazo desaparezcan. Recordemos que este año ha entrado en vigor la media general de emisiones CO₂ de 95g/km para las ventas de los fabricantes (hay ligeras variaciones en función del peso medio de la flota, pudiéndose ser al final ligeramente superior a los 95 g/km).

Esta medida ha propiciado que casi todos los fabricantes tengan listos al menos un coche eléctrico en su gama, aunque la mayoría prevé una gama completa. Y es que vender coches eléctricos es la única manera de poder cumplir con esa media de 95 g/km. Y es que unas emisiones de CO₂ de 95g/km equivale a un consumo medio de 4,1 l/100 km de gasolina y a 3,5 l/100 km en un coche diésel.

Para 2030, se habla de una media para las ventas de los fabricantes de 60 g/km. Con la necesidad de cumplir con unas emisiones de 60 g/km de CO₂ bajo pena de multas multimillonarias para los fabricantes, no hace falta prohibir los coches con motor de combustión interna porque 60g/km supone un consumo medio de 2,6 l/100 km para un coche gasolina y de 2,1 l/100 km para un coche diésel. No hay motor de gasolina o diésel que pueda conseguir semejante consumo sin la ayuda de algún tipo de electrificación.

En Motorpasión | El porqué de los planes anticontaminación: así calcula la UE las multas que impone a quienes se pasan de emisiones | Los objetivos de emisiones favorecerán que se vendan más SUV y acabarán matando a los coches pequeños

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios