Publicidad

Los niveles de emisiones de los fabricantes retroceden a cifras de hace seis años, según JATO Dynamics

Los niveles de emisiones de los fabricantes retroceden a cifras de hace seis años, según JATO Dynamics
2 comentarios

Publicidad

Publicidad

El último informe de la Agencia Europea de Medio Ambiente mostró datos poco alentadores en la esfera automotriz: las emisiones promedio de CO₂ de los automóviles nuevos matriculados en la UE, Reino Unido, e Islandia aumentaron en 2018 por segundo año consecutivo.

Ahora, el último estudio de JATO Dynamics indica que, en lugar de avanzar hacia el logro de los objetivos de la UE, la industria automotriz ha ido hacia atrás hasta a niveles similares a los observados en 2014. Según el proveedor de información, solo tres marcas consiguieron reducir las emisiones de CO₂ el año pasado: Toyota, Citroën y Nissan.

Una brecha de 27,2 g/km

Según JATO, las mejoras realizadas por los fabricantes en cuanto a eficiencia de combustible y nuevas tecnologías se contraponen con la producción de vehículos cada vez más grandes, menos ventas de coches diésel y más SUV en las carreteras.

De hecho, el segmento SUV experimentó el año pasado en Europa el séptimo año consecutivo de crecimiento de dos dígitos con el 38 % del mercado total. Las matriculaciones superaron los 6 millones de unidades, un 12 % más que en 2018.

En este escenario, en 2019 la media de emisiones CO₂ en 2019 fue 27,2 g/km superior al objetivo impuesto por la UE de 95 g/km (ojo, tomando como referencia el ciclo NEDC). Aún este año, JATO prevé que las emisiones seguirán siendo un 23,5 g/km superior al objetivo.

Sin embargo, tres marcas han conseguido encontrar el equilibrio entre fabricación y emisiones, acercándose, aunque no cumpliendo, los objetivos de emisiones.

Toyota lideró el ranking en 2019 con los mejores números respecto a 2018, y así lo ha ido haciendo año tras año gracias a la hibridación. Si en 2015 las media de emisiones de CO₂ por kilómetro fue de 107,6 g, el año pasado consiguió reducir la cifra en su flota a 97,5 g/km.

Citroën se sitúa en el segundo puesto y consigue mantenerse con una media de 105 g/km a lo largo de los últimos cinco años. El año pasado redujo sus emisiones 1,4 g, gracias en parte a que ha dejado de lado los las berlinas y llegó "tarde al auge de los SUV".

JATO destaca que en 2019 Citroën logró uno de los pesos en vacío (kg) promedio más bajos en Europa, lo que ha ayudado a mantener bajas las emisiones promedio desde 2015, entre 105,6 g/km y 106,5g/km el año pasado.

Toyota

Nissan por su parte registró el año pasado cifras más altas pero ha ido disminuyendo su promedio de 114,1 g/km en 2015 a 112,6 g/km 2019. Se debe en parte al éxito del Nissan LEAF desde su lanzamiento en 2011, pero si no consigue rebajar esas cifras es debido al peso de los SUV en su línea.

No obstante, el informe sostiene que "estos cambios no tendrán un impacto sostenible a menos que se introduzcan más estrategias en los próximos años, en particular los objetivos dados son cada vez más difíciles para 2025 y 2030".

En Motorpasión | La normativa Euro6 d lo cambiará todo: adiós gasolina, hola coches eléctricos y estrategias infinitas contra las multas

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios