Compartir
Publicidad

Multazo de Europa a seis proveedores de componentes de automóviles por manipular el mercado

Multazo de Europa a seis proveedores de componentes de automóviles por manipular el mercado
Guardar
16 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La Comisión Europea ha anunciado la multa de 155 millones de euros a seis fabricantes de componentes para vehículos por asociarse en cuatro cárteles para manipular el mercado. Las empresas que han recibido la sanción son las japonesas Panasonic, Sandem, Calsonic y Denso, la alemana Behr y la francesa Valeo.

Estos fabricantes intercambiaban información sensible y coordinaban precios para suministrar refrigeradores de motores y componentes de climatización a compañías como Mercedes, Volkswagen, Audi, Renault, Volvo, BMW, Suzuki y Nissan entre otros. Panasonic ha eludido una multa de 200.000 euros por informar sobre la existencia del cártel del que formaba parte, ha informado Automotive News.

El ejecutivo comunitario ha impuesto una multa final de 26,8 millones de euros a Valeo, 64,6 millones a Sandem, 1,75 millones a Calsonic y 322.000 euros a Denso, que ha visto, al igual que Panasonic, reducida su sanción por haber revelado a Bruselas la existencia de los pactos (hubiera tenido que pagar 287 millones de euros). Además de esto, la Comisión les ha reducido en un 10% el importe de las multas por haber reconocido su participación.

Panasonic

Estas empresas se coordinaron durante años en reuniones trilaterales, correos electrónicos y llamadas en Europa y Japón con el objetivo de coordinar los precios e intercambiar información. Y les han pillado.

Los cárteles llevaban operando en el Espacio Económico Europeo y Asia desde 2004 y continuaron especulando hasta 2009, según han desvelado las investigaciones que se llevaron a cabo desde la Comisión Europea, la cual tiene puesto el punto de mira en el mercado que se mueve en torno a otros elementos, como asientos, tubos de escape o condensadores electrolíticos.

Otro escándalo de similar calado ha tenido lugar en recientemente en Estados Unidos al descubrirse que 48 compañías junto a 65 ejecutivos tendrán que pagar 2.800 millones de euros en multas criminales por amañar ofertas en una trama de conspiración. Entre ellas está la alemana Kiekert, encargada de fabricar sistemas de cierre para empresas automovilísticas, y que tendrá que pagar seis millones de euros por especular con componentes vendidos a Ford entre 2008 y 2013.

Vía | Automotive News
En Motorpasión | Fabricantes de automóviles: la Comisión Europea os explica explícitamente lo que no debéis hacer

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos