Publicidad

Malas noticias: CUPRA no tendrá un coche deportivo propio de estilo coupé ni a corto ni a medio plazo

Malas noticias: CUPRA no tendrá un coche deportivo propio de estilo coupé ni a corto ni a medio plazo
27 comentarios

Publicidad

Publicidad

Luca de Meo, actual CEO de SEAT y CUPRA, reconoció en una entrevista con Autocar que CUPRA no tendrá en su gama un deportivo, entendido como cupé o cabrio. Así, la marca deportiva no tendrá verdaderamente un coche halo, un icono cuya imagen transcienda a los modelos de gama inferiores.

Si bien la cuestión de un deportivo exclusivo a CUPRA es un tema recurrente, Luca de Meo reconoce que es algo sobre todo emocional y nada racional. El directivo italiano pinta un panorama negro para este tipo de vehículos. Y es bastante similar al caso del CUPRA Ibiza, que finalmente no existirá.

“Los SUV se llaman Sports Utility Vehicle porque representan un nuevo concepto de sport. Los SUV con un aspecto de coupé son para nosotros lo que eran antes los cupés de dos puertas, donde apenas cabías dentro y no eran prácticos, pero eran rápidos, su dinámica era impresionante debido a su bajo centro de gravedad, etc. Son cosas del pasado”

Y añadió que si bien le gustaría poder tener un coche de este tipo en su catálogo, la realidad es que no se puede permitir gastar varios cientos de millones de euros en un coche con el que perdería dinero. De Meo recuerda que SEAT (junto con CUPRA) vende medio millón de coches al año en todo el mundo y no se puede permitir el lujo de hacer un coche de estas características, aunque le gustaría.

En el fondo, Luca de Meo se limita a seguir la tendencia del mercado, donde los deportivos, roadsters, biplazas y los cupés en general son una especie en vía de extincción, donde solo el Mazda MX-5, el Porsche 911 y el Ford Mustang se salvan.

Tres SUV y un compacto.

CURPA Ateca

De momento, el futuro de CUPRA pasa por un centro de diseño y desarrollo propio, así como por tres nuevos modelos. El primero de ellos será el Formentor, un SUV híbrido enchufable, seguido de la versión del SEAT León de nueva generación. El tercer modelo será el Tavascan, un SUV cupé 100 % eléctrico derivado del Volkswagen ID.4 y que llegaría a la marca en 2022.

No esta mal para una marca tan joven y que originalmente, según Luca de Meo, no iba a ser tan ambiciosa. Según explicó, la idea de CUPRA era crear un área de negocio al rededor de SEAT Sport para proteger la división de competición de su sucesor. La idea era que las ventas de los CUPRA financiasen las operaciones de SEAT Sport. “Luego se hizo todo más grande”, aseguró de Meo.

En Motorpasión | Probamos el CUPRA Ateca Limited Edition: un coche SUV dinámicamente casi perfecto, muy exclusivo por acabados y precio | Probamos el Seat León ST 300 Cupra 4Drive, un familiar de diabólica eficacia

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios