Publicidad

Luxemburgo se convierte en el primer país del mundo con transporte público gratis para reducir el tráfico y la contaminación

Luxemburgo se convierte en el primer país del mundo con transporte público gratis para reducir el tráfico y la contaminación
8 comentarios

Publicidad

Publicidad

Luxemburgo se convirtió este pasado sábado, 29 de febrero, en el primer país del mundo con transporte público gratuito después de eliminar las tarifas generales de trenes, tranvías y autobuses con el objetivo de intentar reducir la congestión de las carreteras y las emisiones del tráfico rodado, así como apoyar a los ciudadanos con bajos niveles de ingresos democratizando la movilidad.

De esta manera, los residentes se ahorrarán, por ejemplo, los 440 euros que costaba el abono completo anual en el pequeño y opulento Estado del Viejo Continente. No obstante, aquellos que quieran viajar en primera clase de forma habitual deberán seguir pagando cada año los 660 euros que cuesta dicho pase, tal y como puede verse en las tarifas actualizadas.

Se trata de una medida "realmente sustancial para las personas con bajos ingresos o el salario mínimo. La razón principal es tener una mejor calidad de movilidad, y la secundaria es claramente también los problemas ambientales", detalló a Reuters el ministro de Transporte luxemburgués, Francois Bausch.

Y es que Luxemburgo, a pesar de ser uno de los países más pequeños de Europa con poco unos 614.000 habitantes, cuenta con la afluencia a diario de otras 214.000 personas que acuden allí para trabajar procedentes de Alemania, Bélgica y Francia, lo que provoca kilométricos atascos de tráfico ya que la mayoría de ellos viajan en coche.

El país de Europa con más coches por 1.000 habitantes se vuelca con el transporte público

Trafico Noche Luxemburgo

"El Gobierno quiere que Luxemburgo se convierta en un laboratorio de movilidad", añadió Bausch en declaraciones a la BBC, y destacó el rápido crecimiento de la población del Gran Ducado, cifrando el aumento en un 40% en los últimos 20 años.

De hecho, de acuerdo con los últimos datos de la Oficina Europea de Estadística (Eurostat), actualmente Luxemburgo es el país de Europa con más coches por cada 1.000 habitantes, rozando los 700 vehículos, por delante de Italia, que sobrepasa las 600 unidades por cada millar de ciudadanos. Los autobuses solo se utilizan para el 32% de los viajes al trabajo, por delante de los trenes (19%).

Transporte Publico Luxemburgo 02

Por ello, el Ejecutivo de Luxemburgo tiene como objetivo a través de esta medida incrementar un 20% el número de usuarios del transporte público en cinco años. No obstante, solo el dinero que se perderá de la venta de billetes sencillos de un viaje, que valían 2 euros, supondrá un ingreso de 41 millones de euros menos que desde ahora cubrirá el Estado.

En cualquier caso, de acuerdo con el organismo público, dicha cuantía se traduce únicamente en un 8% con respecto a los 500 millones de euros que presupuesta anualmente el Gobierno para el transporte del país.

Transporte Publico Luxemburgo 05

Quienes sí tendrán que seguir pagando por el trayecto será aquellos que traspasen las fronteras del país. "Los viajeros de países vecinos se beneficiarán de tarifas reducidas. El transporte público gratuito termina en la frontera, por lo que deben obtener un pase transfronterizo si planean viajar fuera del territorio del Gran Ducado", detalló el Gobierno.

Para hacer frente a la gran cantidad de viajeros que se prevén, Luxemburgo planea invertir 3.900 millones de euros entre 2018 y 2027 en ferrocarriles, actualizar la red de autobuses; duplicar los 'Park & Ride' o aparcamientos disuasorios conectados con la ciudad por medio de transporte público; y aumentar las rutas ciclistas hasta los 600 kilómetros. Además, para 2030 el objetivo es que todos los autobuses sean eléctricos.

A pesar de estas inversiones, el Consistorio espera que el 65% de los desplazamientos diarios se siga haciendo en coche para 2025, en comparación con el 73% de 2017.

Luxemburgo es el primer país en implementar el transporte gratuito, si bien no es pionero en esta iniciativa a menor escala. La capital de Estonia, Tallin, introdujo el transporte público gratuito en 2013, aunque solo para residentes; mientras que la ciudad francesa de Dunkerque hizo lo propio en 2018.

En Motorpasión | Borgward, el camión que tiró de un tren durante dos décadas en la isla de Sylt

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios