Compartir
Publicidad
Publicidad

Los motores multifuel: gasolina y diésel a la vez

Los motores multifuel: gasolina y diésel a la vez
Guardar
83 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Los motores que consumen gasolina son conocidos, e igualmente lo son los motores que consumen gasóleo (diésel). En algunos casos esos motores pueden consumir también un biocarburante (bioetanol o biodiésel), y en otras ocasiones pueden consumir gas (GLP o gas natural, incluso los diésel también desde hace poco).

Parece ser que en todo el mundo estamos preocupados por reducir el consumo de combustible de los coches (sea por ahorrar energía, sea por contaminar menos, sea por no arruinarnos al respostar con los carburantes cada día más caros). De hecho en Estados Unidos, hace no muchos días se hizo público el objetivo de consumo medio de los coches nuevos que se fabriquen en 2025, de 54,5 mpg (23,18 km/l o sea 4,31 l/100 km, ojo, según ciclo americano de homologación, que da un consumo algo mayor que el europeo).

Quizás recordéis también que hace unos años Mercedes-Benz presentó unos nuevos motores de gasolina, con un funcionamiento, tecnología y rendimiento similar al de los motores diésel, que decidió llamar DiesOtto. Hasta ahí todo normal, pero, ¿y si hacemos un motor que consuma gasolina y diésel a la vez?

Chrysler-Minivan-1

Y en eso es en lo que está trabajando Chrysler (con tecnología de FIAT por cierto, cosas de ser del mismo grupo) en colaboración con el departamento de energía de los Estados Unidos, seguramente muy motivado por los rumores iniciales de que el consumo medio para 2025 iba a ser de 62 mpg (26,37 km/l, o sea 3,79 l/100 km). Ahora que se ha suavizado el objetivo espero que no se relajen demasiado los fabricantes.

Dos inyectores, dos bujías y dos turbos

Por el momento está probando un motor de cuatro cilindros en línea de 2.4 litros, turboalimentado, inyección directa y admisión variable electrónica tipo MultiAir. El motor tendría dos turbos, uno de baja presión y otro de alta, y dos inyectores de combustible (uno para gasolina y uno para gasóleo), con tres válvulas por cilindro, y dos bujías de encendido.

El quid de la cuestión es inyectar gasóleo en determinados momentos durante la combustión de la gasolina, lo que permite utilizar una relación de compresión más alta, que permite aumentar la eficiencia del motor. Para controlar la detonación se enfrían los gases de escape y debe controlarse la dosificación de la inyección de gasóleo.

Según Chrysler en el mismo coche, con las mismas prestaciones (hablamos de unos 250 CV), el consumo podría ser un 25% menor que con los motores V6 que se acostumbraban a usar (por ejemplo en los monovolúmenes de la marca).

Así que en la cámara de combustión se inyectan los dos combustibles, gasolina, y gasóleo, y para eso el coche debe llevar dos depósitos de combustible independientes, uno para gasolina, y otro para gasóleo (claro que ambos serían más pequeños que si solo hubiera uno).

Chrysler-Minivan-2

Más estrategias para mejorar la eficiencia

Dentro de este programa de investigación Chrysler también pretende poner a prueba otra serie de estrategias que ayuden a disminuir aún más el consumo de combustible como por ejemplo:

  • Cortar la inyección de combustible al motor durante el frenado.
  • Aprovechar el calor residual del motor (que se disiparía sin más) para generar electricidad (me pregunto si sería similar al sistema de recuperación de la energía térmica de los gases de escape de los Fórmula 1 del 2014).
  • Sistema start-stop, de parada y arranque automático del motor en las detenciones.

Debo decir que me parece interesantísimo que los ingenieros exploren nuevas vías tecnológicas para reducir el consumo de los motores (y a la vez seguir teniendo potencia, que lo uno no tiene porqué hacer que perdamos lo otro). Aunque me pregunto cuál sería el precio de un motor que parece bastante complejo.

La otra pregunta que también me viene a la mente es referente a las emisiones contaminantes. Un motor de gasolina no tiene problemas de óxidos de nitrógeno ni de partículas, pero ahora, con este tipo de motor, al utilizar gasóleo (aunque no sabemos en qué proporción, pero parece que sería por debajo del 50%) se generarían emisiones indeseadas (debidas precisamente al gasóleo). ¿Merecerá la pena?

No sé a vosotros, pero casi me convence más un coche híbrido de gasolina. Se reduce el consumo notablemente, mejora la suavidad y confort de la marcha y las emisiones se mantienen muy bajas.

Vía | Kicking Tires
En Motorpasión Futuro | Icom JTG-Dynamic, sistema bifuel de gas propano-gasóleo para motores diésel, Grupo Volkswagen presenta en Brasil el Volksbus Flex GNV+Diésel, Volvo Trucks: nuevos camiones dual-fuel gas natural-diésel
En Motorpasión | Los diésel “limpios” parece que están gustando a los norteamericanos, DiesOtto: Mercedes desarrolla un motor gasolina con las ventajas de un diésel, Chrysler y Dodge se irán de España en 2011

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos