Compartir
Publicidad

Los fabricantes de coches americanos piden a Trump límites de emisiones duros: "El cambio climático es real"

Los fabricantes de coches americanos piden a Trump límites de emisiones duros: "El cambio climático es real"
18 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hasta hace bien poco las marcas de coches parecían ir a remolque de lo que las normativas medioambientales iban imponiendo, pero esto parece estar cambiando. Los fabricantes estadounidenses han instado a la Casa Blanca a colaborar con las autoridades de California para reescribir los estándares de eficiencia en los coches alegando que "el cambio climático es real".

Sí, como lo oyes. En una carta remitida a la oficina de presupuesto y gestión del gobierno de los Estados Unidos el pasado 3 de mayo, la Asociación de Fabricantes de Automóviles formada por General Motors, Ford, Daimler AG y otras nueve marcas han manifestado su apoyo absoluto a las medidas anticontaminación promovidas por California.

"Los fabricantes estamos comprometidos a reducir las emisiones"

Dondald Trump

El conflicto a nivel interno viene de largo. La llegada al despacho oval de Donald Trump supuso el inmediato choque frontal contra la EPA (Agencia de Protección Ambiental) californiana, el medio que establece los límites de emisiones en el estado americano y uno de los más concienciados con la necesidad de reducir la contaminación producida por los automóviles. Es más, quieren prohibir la venta de coches gasolina y diésel en 2040.

Trump vio en las medidas de la EPA una ofensa a los intereses de la industria automotriz estadounidense, además de querer acabar con todo atisbo del mandato previo de Barack Obama, cuyos límites calificó de "demasiado agresivos". Los nuevos límites más laxos intentan favorecer un menor coste de producción (así como de investigación) en los vehículos y un mayor consumo de combustible, incentivando teóricamente la demanda interna.

California Vs Trump

"Los fabricantes estamos comprometidos con aumentar los requisitos de eficiencia de combustible ya que ahorran dinero a los consumidores en combustible y reducen las emisiones", manifestaba David Schwietert (vicepresidente ejecutivo de relaciones con el gobierno de la Asociación). "El cambio climático es real y tenemos un papel fundamental en la reducción de gases de efecto invernadero".

El conflicto patriótico ha llevado a California y otros 16 estados a demandar al gobierno de Trump por relajar deliberada y torticeramente los límites de emisiones establecidos desde ahora hasta 2025, pero parece que Trump comienza a estar dispuesto a hablar.

Super

Según un borrador filtrado, la Agencia nacional de Seguridad del Tráfico en Carretera (NHTSA) y la EPA proponían mejorar progresivamente la eficiencia de los coches en 4,7 litros a los 100 km de 2022 a 2026 en lugar de congelarlo en 6,36 litros a los 100 km propuesto por el gobierno de Trump.

Ahora, con la presión de sus amados fabricantes implorando por un giro razonable en sus políticas, Trump no tiene más remedio que sentarse a la mesa y negociar con California y el resto de estados, así como con los fabricantes. Establecer unos límites razonables que favorezcan un aire más limpio y la lucha contra el cambio climático es una prioridad no sólo para la EPA, sino también para las marcas de coches.

Paul Lowry

El único que falta por creerse lo del cambio climático es Trump, aunque él mismo ha sido quien ha reclamado medidas anticontaminación más severas, aunque eso sí, sólo contra los vehículos importados. Veremos si la cinta proteccionista que lleva puesta sobre los ojos le deja ver.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio