Jaguar Land Rover recurrirá a Tesla para capear una posible multa de la UE por superar el límite de emisiones

Jaguar Land Rover recurrirá a Tesla para capear una posible multa de la UE por superar el límite de emisiones
3 comentarios

Al igual que hizo el antiguo grupo Fiat Chrysler (ahora Stellantis) comprando derechos de emisión a Tesla en 2019, Jaguar Land Rover hará lo mismo para evitar una multa de la Unión Europea por superar los niveles de emisiones de CO₂ de su flota.

Objetivos de emisiones que no son iguales para todos

Range Rover

Según datos de Schmidt Automotive Research, el fabricante británico, cuyo dueño es Tata Motors, no tiene buenas perspectivas acerca de cumplir con los niveles de emisiones establecidos por Bruselas, y ha decidido unirse al club del que ya forma parte Honda para evitar una sanción durante este año.

El año pasado Jaguar Land Rover ya dejó de cumplir con los objetivos de 95 g/km de CO₂ de media, que sin embargo para fabricantes de coches más pesados, es mayor. Así, la firma británica tiene que cumplir con una media de 131,8 g/km.

La propuesta de la Comisión incluía una excepción para los fabricantes de pequeño volumen (menos de 10.000 coches matriculados al año). Pero en 2018 de introdujo una excepción adicional para los fabricantes especializados (responsables de entre 10.000 y 300.000 automóviles al año), como es el caso de Jaguar.

Para hacernos una idea, ningún Range Rover baja de las 2,5 toneladas, sin contar con los enormes híbridos enchufables con baterías de 40 kWh. Al final, una cuestión de peso determina las emisiones máximas permitidas.

Según datos de Tesla recogidos por Schmidt Automotive Research, el fabricante de coches eléctricos ha acumulado en lo que va de año 1.150 millones de dólares en supercréditos en China, América del Norte y Europa; créditos cuya venta le reportan buenos beneficios.

Giga Berlin Engineering Desktop

Por su parte, Fiat Chrysler ya no forma parte del llamado grupo de CO₂ de Tesla gracias a su fusión con PSA para formar el gigante Stellantis.

Las sanciones impuestas a los fabricantes pasan a formar parte del presupuesto general de la UE: cada gramo de CO₂ por kilómetro excedido se multiplica por 95 euros y por el número de vehículos matriculados por primera vez (es decir, el número de turismos nuevos o de vehículos comerciales ligeros nuevos contabilizados por separado producidos por el fabricante y que se matricularon en ese período).

En Motorpasión | Financiación de coches, la única forma humana de comprar un vehículo a una marca

Temas
Inicio