Compartir
Publicidad

¡Inaudito! Tesla no consigue entregar los Model 3 a tiempo, pero sus fans le van a ayudar gratis

¡Inaudito! Tesla no consigue entregar los Model 3 a tiempo, pero sus fans le van a ayudar gratis
106 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Los últimos meses han sido duros para Tesla y Elon Musk. Después de los problemas para poder alcanzar la producción anunciada y esperada del Model 3, de querer sacar la compañía de la cotización bursátil y de diversas polémicas en Twitter por sus palabras o gustos a la hora de fumar, Elon Musk puede ver su fe en la humanidad restaurada.

El CEO de Tesla reconoce que ahora no dan abasto para poder entregar los coches fabricados. Por suerte, los que ya conducen un Tesla se han ofrecido para ayudarle desinteresadamente en los procesos de entrega de los coches a nuevos clientes.

Los problemas logísticos de Tesla se descubrieron cuando Megan Gale se dio cuenta que había 42 Tesla en una campa de los ferrocarriles en su ciudad. Uno de esos coches era el suyo e incomprensiblemente la marca le retrasaba continuamente la entrega del coche. Elon Musk, que utiliza Twitter para casi todo pidió disculpas a la mujer y confesó los problemas logísticos de la empresa.

Poco después, decenas de fans de la marca se ofrecieron para participar en las entregas y guiar los nuevos clientes en el funcionamiento de su nuevo coche. Sencillamente inaudito. No me imagino a un fan del Mustang o de Ferrari hacer lo mismo con el fabricante de su coche. Algo que muchos usuarios no dudaron en recalcar, como Ryan Felton: “es increíble que una compañía valorada en 50.000 millones de dólares dependa de voluntarios para resolver sus problemas”.

“Lo increíble es que haya clientes tan entusiasmados con un producto que se ofrezcan voluntarios para beneficiar a la corporación”, le contestó Teslectrics. Y realmente es lo destacable de todo el asunto. La imagen de marca de la compañía es tan fuerte que si le ocurre lo mismo a cualquier otro fabricante nadie levantaría un dedo por él. Incluso se mofarían de sus problemas añadiendo un estereotipo sobre su origen (italiano, alemán, francés, etc) a modo de coletilla para hacer más sangre. Pero no en el caso de Tesla.

La jugada maestra de Tesla es su comunicación

Tesla Model 3

Tesla ha conseguido dos hitos importantes en su corta historia. El primer hito es abrir camino para el coche eléctrico. Ahora que las leyes hacen necesarios los coches eléctricos, los fabricantes de “toda la vida” y que han observado Tesla saben lo que hay que hacer y lo que no. Y el segundo es haber logrado que sus propios clientes se conviertan en embajadores -muy activos- de la marca. La última prueba de ello en el ofrecimiento desinteresado de clientes que ya conducen un Tesla en ayudar a la marca a realizar las entregas de los coches.

Lo más increíble de todo es que Tesla no invierte en publicidad y su inversión en comunicación es mínima. Vamos, con lo que invierte, cualquier otro fabricante no tendría ni por donde empezar. Es algo que en las escuelas de marketing se estudiará en un futuro (de hecho, ya deberían estudiarlo) porque ni siquiera Apple, que tiene una base similar de fans incondicionales, ha logrado ese hito. Y Apple sí invierte en comunicación. En 2015, último año en el que hizo público ese dato, Apple se gastó 1.800 millones de dólares en publicidad y comunicación.

Mientras tanto, gente que soltó más de 50.000 dólares a Tesla -en el mejor de los casos- por su coche, irá además a trabajar gratis para esa misma compañía. En cuanto a saber por qué Tesla tiene tantos problemas con la fabricación del Model 3 eso es otra historia. Visto desde fuera da la sensación que, por una parte hay una evidente falta de inversión, y por otra parte, el querer ser una compañía tecnológica te hace mirar con desdén cómo lo hacen los otros fabricantes de coches. Aunque la segunda teoría podría ser una excusa para simplemente tapar la falta de inversión. Pero son solo conjeturas.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio