Publicidad

General Motors montará su primera planta de coches eléctricos en la histórica Detroit-Hamtramck, que estará operativa en 2021

General Motors montará su primera planta de coches eléctricos en la histórica Detroit-Hamtramck, que estará operativa en 2021
2 comentarios

Publicidad

Publicidad

General Motors ha inyectado 2.200 millones de dólares para convertir su planta de ensamblaje Detroit-Hamtramck en una fábrica de pick-ups y SUV totalmente eléctricos. El primer modelo que saldrá de aquí será una pick-up eléctrica cuya producción está programada para comenzar a finales de 2021.

A este vehículo le seguirá el Cruise Origin: un bloque con ruedas eléctrico, totalmente autónomo y sin conductor, que tampoco equipa pedales o volante.

Una carrera obligada hacia la electrificación

Gm Detroit Hamtramck Assembly

Será la empresa conjunta de General Motors con el gigante coreano LG Chem, que está invirtiendo 2.300 millones para fabricar celdas de batería en Lordstown, Ohio, quien suministrará celdas de batería para los vehículos eléctricos fabricados en Detroit-Hamtramck.

De momento no se han confirmado los rumores que hablan de que un Hummer eléctrico podría ser parte del objetivo del fabricante de producir 20 nuevos vehículos eléctricos a nivel mundial para 2023.

Uno de ellos, el Cruise Origin, está pensado para ejercer de taxi compartido las 24 horas del día los siete días de la semana. Con capacidad para seis personas, los de Detroit no han dado muchos detalles acerca de la tecnología que equipará, pero de forma muy optimista aseguran que tendrá un nivel 5 de autonomía; el máximo.

Cruise Origin General Motors 2020

Y decimos optimista porque actualmente ningún coche a la venta equipado con tecnología semiautónoma supera el nivel 2 de autonomía: ni el Autopilot (usado por Tesla), el Traffic Jam Assist (Audi y Acura), el Super Cruise (Cadillac), el Driving Assistant Plus (BMW) o el ProPilot Assist (Nissan) permiten echar una cabezada al volante.

General Motors, que ha enfrentado una de las huelgas más bestias de su historia, cumple así parte de los acuerdos de paz que firmó con el sindicato de trabajadores: más puestos de trabajo y electrificación que asegure un futuro a sus empleados.

El fabricante promete que esta inversión creará 2.200 puestos de trabajo "bien pagados" en Estados Unidos. General Motors también invertirá 800 millones de dólares adicionales en herramientas para proveedores y otros proyectos relacionados con el lanzamiento de los nuevos vehículos eléctricos, además de un laboratorio de baterías en Warren.

"A través de esta inversión, General Motors está dando un gran paso adelante para hacer realidad nuestra visión de un futuro totalmente eléctrico", ha dicho Mark Reuss, presidente de la compañía durante un evento de prensa en la planta.

La de Detroit-Hamtramck es una planta clave para general Motors y para su CEO, Mary Barra: aquí se han construido más de cuatro millones de vehículos desde su apertura en 1985.

En Motorpasión | La conducción autónoma, paso a paso: del conductor humano al coche que se conduce él solo

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios