Compartir
Publicidad

Freno a las emisiones: la UE recorta los niveles de CO₂ para los coches nuevos de cara a 2025

Freno a las emisiones: la UE recorta los niveles de CO₂ para los coches nuevos de cara a 2025
Guardar
14 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La Comisión Europea ha propuesto nuevos objetivos para las emisiones medias de CO₂ de la flota europea de nuevos turismos y furgonetas: tendrán que ser un 30 % más bajas en 2030, en comparación con 2021. Dichos objetivos se aplicarán en 2025 para el caso de los vehículos de pasajeros nuevos y en 2030 para las furgonetas, tal y como refleja el comunicado.

Así las cosas, la Unión Europea obligará a que la media de las emisiones de la gama de vehículos de una marca no sobrepase los 95 gramos de CO₂ por kilómetro en el año 2021. Antes de ser aprobada en 2019, la nueva normativa deberá pasar por el Consejo y el Parlamento.

Algo llamado Acuerdo de París

Contaminacion Tierra

Con la entrada en vigor del Acuerdo de París, la comunidad internacional (con la excepción de Estados Unidos) se ha comprometido a avanzar hacia una economía moderna baja en carbono, mientras que la industria del automóvil está experimentando una profunda transformación.

Los nuevos límites de emisiones de CO₂ apuntan directamente a la industria automovilística, que deberá conseguir de aquí a 2030 que sus vehículos contaminen un 15 % menos en 2025 y un 30 % menos en 2030 respecto a 2021. El paquete obliga a que los nuevos coches matriculados en la Unión Europea no emitan más de 95 gramos de CO₂ por kilómetro en el año 2021, 80 gramos en 2024 y 66,5 gramos por kilómetro en 2030.

Los automóviles nuevos que se vendieron en España durante 2016 registraron un promedio de emisiones de CO2 de 114,4 gramos por kilómetro, un 0,8% menos respecto a 2015.

CE

El calentamiento global debe limitarse a menos de 2 °C con respecto a la temperatura media de la época preindustrial para evitar los efectos más graves del cambio climático y posibles cambios catastróficos en el entorno global. Para conseguirlo, el mundo debe detener el aumento de las emisiones de efecto invernadero antes de 2020 y reducirlas un 60 % antes de 2050 con respecto a las de 2010. El paso intermedio es la reducción global de emisiones de CO₂ en un 40 % para 2030.

El comisario de Acción de Energía y Acción Climática, Miguel Arias Cañete, ha afirmado: "Nuestros objetivos son ambiciosos, rentables y ejecutables. Con los objetivos intermediarios 2025, ya iniciaremos las inversiones. Con los objetivos 2030, estamos dando estabilidad y dirección para mantener estas inversiones".

Por su parte, las ventas de automóviles nuevos de la Unión Europea en relación con las ventas mundiales han disminuido del 34 % antes de la crisis financiera (2008-2009) al 20 % en la actualidad. Para mantener las cuotas de mercado y acelerar la transición hacia vehículos de baja emisión y cero emisiones se ha creado este paquete de medidas, criticado por grupos ecologistas.

Juncker Fuente: Transport&Environment.

El grupo verde Transport&Environment ha criticado duramente el nuevo paquete, afirmando que el presidente de la Comisión, Jean-Claude Juncker, ha hecho un regalo de navidad adelantado a la industria del automóvil:

"El objetivo para los vehículos de cero emisiones del 30% de las nuevas ventas en 2030 es bienvenido; pero el hecho de no aplicar sanciones por perder el objetivo lo hace en gran medida ineficaz. Las reglas se debilitaron en el último minuto después de una llamada entre la oficina del presidente Juncker y Matthias Wissmann, jefe de la asociación alemana de lobby automovilístico (VDA)".

Una vez más, la sombra del lobby asoma por Europa.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos