Publicidad

Ford inyecta 42 millones de euros en Almussafes para asegurar la producción de coches electrificados

Ford inyecta 42 millones de euros en Almussafes para asegurar la producción de coches electrificados
5 comentarios

Publicidad

Publicidad

Almussafes está de enhorabuena. La factoría de Ford que produjo en 2018 la nada despreciable cifra de 380.575 vehículos ha visto reforzado su peso en el sector con una nueva inyección de capital con el propósito de convertirse en una pieza clave para el ensamblaje de los coches electrificados de Ford.

Han sido 42 millones de euros los que la marca del óvalo azul ha decidido destinar a la planta valenciana, que a partir de ahora asumirá la producción de las variantes electrificadas de los Ford Kuga, Galaxy y S-MAX.

Almussafes refuerza su posición a futuro

Ford Kuga 2020, precios en Alemania

La situación en Almussafes lleva tiempo teñida de incertidumbre. La producción de uno de los productos principales de la factoría, la Transit Connect, será trasladada en gran parte a la planta del óvalo en Hermosillo (México) para satisfacer la demanda del mercado estadounidense, su principal destino. Sin uno de sus productos estrella con 470 unidades al día, la viabilidad de este referente para la industria automotriz española estaba en cierto entredicho.

Por suerte, lo que ha hecho Ford ha sido reconvertir Almussafes en un centro de referencia. Para conseguirlo, la marca ha anunciado una inversión de 42 millones de euros con los que la planta pasará a ser un centro vital en la estrategia de electrificación de Ford.

Parte de esta inversión (24 millones de euros) servirá para impulsar la creación de dos líneas de producción en las que integrar el ensamblaje de baterías de iones de litio para los nuevos modelos electrificados de la firma: Ford Kuga Híbrido, S-MAX Híbrido y Galaxy Híbrido. Esto es una buena noticia por partida doble, pues además implica la continuidad en 2021 de los modelos S-MAX y Galaxy en un mercado donde los monovolúmenes parece que cada vez tienen menos sentido.

Ford Almussafes

Estos nuevos modelos tendrán un esquema de propulsión híbrido que unificará un motor de gasolina de 2.5 litros junto a un motor eléctrico y una batería de iones de litio, una arquitectura compartida con el nuevo Kuga Híbrido. Ambos tendrán una potencia de 200 CV y 210 Nm de par motor con un notable recorte en sus cifras de emisiones. La adaptación de la línea de montaje y las nuevas herramientas necesarias supondrán un desembolso de 8 millones de euros.

Por otro lado, el Ford Kuga Híbrido será uno de los caballos de batalla de la marca. El SUV electrificado está llamado a ser uno de los grandes reclamos de Ford y formará parte del arsenal de 14 modelos electrificados que la marca tiene previsto introducir antes de que acabe 2020. Para acomodar la producción de este coche se invertirán adicionalmente 10 millones de euros.

Ford Kuga 2019 100

Stuart Rowley, presidente de Ford Europa, ha asegurado que por un lado "esperamos que a finales de 2022 la mayoría de las ventas de nuestros vehículos de pasajeros sean electrificados" y, además, confirma la confianza en la planta de Valencia porque "queremos aumentar nuestra inversión para proporcionar aún más modelos electrificados y distintas opciones de motricidad a nuestros clientes".

En total, desde 2011, Ford ha invertido la nada despreciable suma de 3.000 millones de euros en Almussafes de los que 750 han sido para asegurar la producción del Ford Kuga. Hasta el momento el nuevo SUV de Ford es el modelo más electrificado con variantes de combustión, híbrido, híbrido enchufable y mild hybrid.

En Motorpasión | Japón desterró el coche diésel cuando en Europa lo ensalzamos. Y ahora lo recuperan cuando aquí lo queremos matar | ¿Cuántos Ferrari se han vendido? ¿Habrá comprado alguien un Lada Niva? Curiosidades de las ventas de coches en España en 2019

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios