Compartir
Publicidad

Europa pone en práctica el ojo por ojo con EE.UU y los fabricantes de coches alemanes buscan un acuerdo desesperado

Europa pone en práctica el ojo por ojo con EE.UU y los fabricantes de coches alemanes buscan un acuerdo desesperado
7 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Por dónde empezamos... Digamos que Donald Trump lleva unos meses bastante intensos de subidas incesantes de aranceles a China, de amenazas a Europa, de darse una palmadita histórica con su enemigo más acérrimo, Kim Jong-un y entre tanto le ha dado tiempo a crear una cárcel para niños sin papeles.

Pero centrémonos en la guerra comercial Europa-Estados Unidos, porque va para largo. Trump ha impuesto gravámenes a las importaciones de aluminio y acero europeos por valor de 6.400 millones y Europa ha respondido con aranceles adicionales a 200 productos estadounidenses. Por su parte, los principales fabricantes de coches alemanes buscan un pacto que elimine las barreras; eso implicaría que la canciller Angela Merkel aceptara las reglas del juego de Trump.

Comienza el juego del ojo por ojo

United States 2972186 960 720

Trump se salió del acuerdo nuclear con Irán, del pacto sobre el clima y hasta de los Derechos Humanos y su locura proteccionista parece no conocer barreras. Le da igual quedarse sin aliados porque sabe que al final, todos comen de su mano. Desbaratado el eje estratégico entre Estados Unidos, Canadá y Europa, ha llegado el momento de las represalias.

Los gravámenes estadounidenses a las importaciones de acero y aluminio, que repercuten directamente en el sector automotriz, alcanzan un valor de 6.400 millones, y Bruselas ha respondido.

A partir de este viernes, tal y como ha comunicado la Comisión Europea, un total de 200 productos estadounidenses se enfrentarán a un impuesto adicional por valor de 2.800 millones de euros.

El valor de las exportaciones de acero y aluminio afectadas por las medidas estadounidenses asciende a 6.400 millones; de esta cantidad, Europa reequilibrará un total de 2.800 millones. Hasta dentro de tres años no podrán establecer más aranceles adicionales. Así son las reglas del juego.

Body 11

La Comisaria de Comercio, Cecilia Malmström, ha dicho: "No queríamos estar en esta posición. Sin embargo, la decisión unilateral e injustificada de los Estados Unidos de imponer aranceles de acero y aluminio a la Unión Europea significa que no tenemos otra opción. El comercio internacional, que hemos desarrollado a lo largo de los años de la mano de nuestros socios estadounidenses, no puede ser violado sin una reacción por nuestra parte".

La lista de productos gravados, que puedes consultar aquí, va desde alimentos a tabaco, pasando por bebidas alcohólicas, maquillaje, ropa hasta productos con acero inoxidable y metal, motocicletas y embarcaciones de recreo.

BMW, el mayor exportador de automóviles de EE.UU

Europa guerra comercial EE.UU

Ante esta situación y según ha publicado The Wall Street Journal, los principales fabricantes de automóviles alemanes están buscando una solución equitativa ante una probable subida arancelaria del 25 % sobre las importaciones de coches en Europa.

Daimler, BMW y Volkswagen tienen plantas en los Estados Unidos y emplean a miles de trabajadores estadounidenses en Europa (casi todos los SUV de BMW se fabrican en Norteamérica).

Según las informaciones, los gigantes estadounidenses proponen que, a cambio de eliminar el impuesto de importación del 25 % en vehículos, la Unión Europea dejará caer su impuesto del 10 % sobre los automóviles importados de América y deshacerse de su impuesto del 2,5 % sobre las importaciones en los Estados Unidos. A cambio, los ejecutivos estarían a favor de establecer un acuerdo más amplio que abarque productos industriales y Trump podría salvar muchos votos entre demócratas y republicanos.

Eso si consiguen convencer al resto de Europa y a Merkel, claro.

Continuará.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos