Compartir
Publicidad

España lidera el proyecto europeo de desarrollo de baterías de magnesio para coches eléctricos

España lidera el proyecto europeo de desarrollo de baterías de magnesio para coches eléctricos
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Europa ya se está poniendo las pilas en materia de fabricación de baterías para coches eléctricos. Alemania y Francia se han aliado para darle un empujón a esta esfera de la electromovilidad mientras que la nueva apuesta del viejo continente son las baterías de litio-azufre en estado sólido.

Bajo este mismo programa ha nacido el proyecto de investigación 'E-Magic', que recibirá más de 6,7 millones de euros para desarrollar baterías de magnesio y adentrarnos en la era post-litio. Además, está coordinado por una compañía española.

Explotar la alta capacidad de almacenamiento del magnesio y desbancar al litio

Magnesio

'E-Magic' es la abreviatura de Comunidad Europea de Baterías Interactivas de Magnesio. Los institutos participantes aseguran que han combinado todos los pasos necesarios para el desarrollo de baterías de magnesio, desde la investigación básica hasta los procesos para la producción de celdas de batería.

Y es que actualmente las baterías de iones de litio se enfrentan a graves desafíos en materia de seguridad, densidad energética y precio, a pesar de que la mayor parte del I +D actual se concentra en esta tecnología. La batería recargable de magnesio constituye, según fuentes europeas, un ejemplo "paradigmático" de tales sistemas de almacenamiento de energía alternativos sin litio, tan prometedores, que siguen los esfuerzos y los avances de los investigadores de todo el mundo.

El potencial para usar ánodos metálicos de magnesio en baterías recargables trae importantes ventajas en términos de densidad de energía, costo y seguridad. Los ánodos de magnesio no forman dendritas, es decir, depósitos electroquímicos que podrían causar fallos de funcionamiento o cortocircuitos como ocurre en las baterías de iones de litio.

El magnesio también es muchísimo más abundante en la Tierra que el litio, y también es más fácil de reciclar. Claro que las baterías de magnesio también tienen sus propios desafíos, en particular lograr una larga vida útil.

En el proyecto, que se extiende hasta 2022, hay por el momento nueve participantes que provienen de países como Francia, Alemania, Dinamarca, Reino Unido, Israel y España, que coordina el programa a través de la Fundación Cidetec, especializada en los campos de almacenamiento de energía, ingeniería de superficies y nanomedicina.

Y es precisamente el almacenamiento de energía el corazón de este proyecto, pues su objetivo es desarrollar baterías de mayor capacidad, más eficientes, más baratas y más seguras. Y sobre todo, establecer un entorno competitivo en la fabricación de baterías en Europa que equilibre la hegemonía asiática.

Un buen momento para reaccionar, ya que dos gigantes chinos se acaban de unir para desarrollar y comercializar baterías: Geely y CATL. Esta última mantiene asociaciones con fabricantes como Volkswagen, BMW, Daimler o Jaguar-Land Rover.

Mientras tanto, en España, el secretario general de Industria y de la Pyme, Raúl Blanco, ha asegurado recientemente que es "casi obligatorio" que se fabriquen baterías para vehículos eléctricos en territorio español de forma que la dependencia de este elemento esencial no sea la norma.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio