Compartir
Publicidad
Publicidad

El Gobierno no cambia el IVA de los menos contaminantes

El Gobierno no cambia el IVA de los menos contaminantes
Guardar
39 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En el mercado español, aquellos turismos que emiten 120 gramos CO₂/km o menos están exentos del impuesto de matriculación. Este segmento ha crecido bastante últimamente, metiendo a diversos utilitarios, luego compactos y hasta berlinas de segmento D. Cada vez hay más exentos.

Estaba en el aire una propuesta de Ford España y ANFAC para que el Gobierno rebajase el IVA de estos turismos del 18% al 8%, para que fuesen más económicos y se incentivase la venta de los más ecológicos. Aunque se mide el dióxido de carbono, lo cierto es que la reducción del resto de contaminantes también es obvia.

Pero como son tiempos difíciles y el Estado no quiere renunciar a su pastel de la recaudación, desde el Ministerio de Industria han desechado esa posibilidad. Actualmente, en España el mínimo de impuestos que paga un turismo es el 18% salvo diplomáticos, minusválidos y otros colectivos bonificados.

Toyota Auris HSD

No solo en España, en toda Europa hay incentivos gubernamentales para que estos vehículos de bajas emisiones se popularicen. O son híbridos de gasolina, o diesel… aunque ya empiezan a colarse algunos gasolina convencionales con más de 100 CV. Antes se pagaba el IM en función de la cilindrada.

Diversas marcas se han esforzado en sacar modelos que entren en ese grupo de menos de 120 gramos CO₂/km, primero con versiones especialmente optimizadas y después con motorizaciones normales, sin tener que pagar ningún sobreprecio tecnológico. Una reducción del 10% del precio sería gratamente bienvenida.

Sin embargo, esto solo funcionaría si los fabricantes colaboran, y pondré un ejemplo. El SEAT León 1.9 TDI de 90 CV pagaba 4,75% de IM, su reemplazo 1.6 TDI 90 CV está exento de dicho impuesto, pero el PVP es exactamente el mismo, es decir, SEAT subió el precio un 4,75% para esa versión concreta. ¿Ahorro en la compra? Cero.

Audi A4 2.0 TDI e

El Gobierno no está por la labor de reducir la presión fiscal al automóvil. Después de eliminar las ayudas a la compra por el Plan 2000E por agotamiento de presupuesto, se subió el IVA en dos puntos hasta el 18%, para todos los turismos. Se ha perdido una oportunidad… más.

A los fabricantes, en teoría, les da igual vender coches al 18% o al 8% de IVA, porque el impuesto lo paga el cliente, y el fabricante no se queda un céntimo, se deduce. Eso sí, no es lo mismo pagar por ejemplo 10.000 euros que 9.000 euros, y como hemos visto tras el fin del 2000E, 1.000 euritos pueden decidir una compra.

¿Y al Gobierno le importa? Bueno, recaudaría menos por cada coche, pero si aumentan las ventas, quedaría compensado al recaudarse más por el otro lado. Y no es ningún secreto que las ventas desde este verano van mal, muy mal. En 2011 tampoco se espera una recuperación fulgurante en este sentido.

Vía | El Mundo Motor
En Motorpasión | Las ventas de los vehículos que menos CO₂ emiten, al alza

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos