Compartir
Publicidad

Cómo no vender un coche a una mujer: siete ejemplos desastrosos

Cómo no vender un coche a una mujer: siete ejemplos desastrosos
57 Comentarios
Publicidad
Publicidad

No descubrimos nada nuevo si os cuento que hay coches que por su naturaleza han nacido para que los compren los hombres, otros que han nacido para gustar a las mujeres y luego están la gran mayoría, que tienen que gustar a ambos sexos. A pesar de ello, hoy en día a la hora de crear una campaña publicitaria de un modelo de coche, las marcas deben ser capaces de mantener una línea que satisfaga a todo el mundo, tanto a los que son target de ese modelo como a los que no.

Porque aunque haya coches que en el 99% de los casos los compren hombres, siempre hay colectivos feministas que se pueden molestar por el tono de la publicidad si, como se hacía en los 70, 80 e incluso 90, se utiliza la figura de la mujer para atraer la atención de los hombres. En tiempos pasados era muy habitual utilizar a la mujer en la publicidad de coches como reclamo para los hombres, que eran los que tenían en la mayoría de ocasiones la decisión de compra.

Hablo en pasado porque afortunadamente eso ha cambiado y el rol de la mujer a la hora de comprar un coche es cada vez más importante y tiene más peso en la decisión final. Por un lado hay mujeres que quieren su propio coche, como medio de transporte habitual. Por otro hay mujeres que simplemente son las segundas conductoras de un coche que usa su pareja, mario, novio o como queráis llamarle. Y por último están las mujeres que simplemente van en el coche como un pasajero más.

Anuncio Lancia

Todas ellas tienen más o menos poder en la decisión de compra y de ahí que su papel sea fundamental. Esta evolución en la relación mujer-coche ha hecho que la publicidad de automóviles haya evolucionado en consecuencia y que hoy sea casi imposible ver algún tipo de publicidad dónde la mujer siga usándose como reclamo.

Dejando a las azafatas de los salones del automóvil a un lado y los catálogos de piezas y recambios a otro, el mundo del automóvil hoy en día puede estar orgulloso de haber alcanzado (teóricamente) la equidad entre ambos sexos. Por eso vamos a repasar algunos ejemplos de anuncios o promociones de coches que seguramente no han agradado mucho al colectivo femenino. ¿Realmente son cosa del pasado?

Usados pasados por la piedra

Aston Martin usados

Con este anuncio de la unidad de vehículos usados de BMW Premium Selection en Grecia se desató la polémica hace unos años. La traducción del texto dice: "Sabes que no eres el primero". En nuestro archivo también encontramos un ejemplo usado por Renault en Colombia, igualmente desafortunado. Han circulado por la red algunos fakes, como el de Aston Martin, desmentido por la propia marca.

Posando cual león sobre el capó

Fiat 147

En ocasiones, también hace ya un par de décadas, se utilizaban animales para posar al lado de los coches. En este caso, y como si de un león se tratase, esta jóven que ahora debe ser mayor posa sobre el capó de un Fiat 147. ¿Rugirá como un león?

Mucho han cambiado las cosas en Skoda

Skoda S 100

Este es un claro ejemplo de un anuncio dónde la mujer se utiliza como puro reclamo, ya que no ejerce ningún papel más que el de posar al lado del coche. ¿Os encajaría una versión moderna de este anuncio en una revista de hoy en día?

"¡Manolo! Se me ha caído el Golf al agua"

Recuerando el Golf del agua

Si hoy en día Volkswagen se atreviese a utilizar esta como imagen de un anuncio del Volkswagen Golf, automáticamente todas las asociaciones feministas de España se les echarían encima. ¿El motivo? Pues que evidentemente se da a entender que el coche se ha ido al agua por un error de la fémina.

Sólo faltan las vacas

Una vez más es Fiat la que ha utilizado a mujeres con una actitud un poco delicada para promocionar sus coches. Es cierto que si muestras a la mujer en posición estática es malo, ya que da sensación de que es un simple objeto. También encontrarás enemigoas si las pones en actitud trabajadora como esta, en la que se ve claramente cómo están recogiendo la leche de las vacas. Pero, ¿dónde están esas vacas?

Solo faltan las vacas

Bola extra desde Rusia con amor

Para terminar con este tema, no se me ocurre mejor forma que hacerlo mostrando un video relativamente reciente. En el una sensual señorita se contonea con un SEAT León de la generación previa. ¿Machismo? Siempre habrá quién considere que si. Basta con ver el número de visitas que tiene el vídeo para saber si ha sido acertado o no. ¿Acaso ibas a ver un video del antiguo SEAT León si no fuese por ella?

En Motorpasión | Coches y mujeres, juntos a lo largo de la historia en el mundo de la publicidad; Coches y chicas: ¿mezcla machista?, Publicidad de vehículos de ocasión con mujeres

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio