BMW está entregando coches sin Android Auto ni Apple CarPlay, pero sabe cómo solucionarlo sin pasar por el taller

BMW está entregando coches sin Android Auto ni Apple CarPlay, pero sabe cómo solucionarlo sin pasar por el taller
9 comentarios

Debido a la actual escasez de microchips, BMW ha comenzado a entregar algunos modelos a sus clientes sin la habitual compatibilidad del sistema de infoentretenimiento con Android Auto y Apple CarPlay.

A partir de 2019, casi todos los modelos de BMW han comenzado incluir la compatibilidad completa con Android Auto. Sin embargo, según informa Automotive News Europe (ANE), algunos clientes se han encontrado con que su BMW recién comprado no es compatible con Android Auto ni tampoco con Apple CarPlay.

Según la propia BMW, el retraso se debe a que se vieron obligados a cambiar de proveedores de chips. El nuevo fabricante tiene listo el hardware, pero no el software necesario para poder ejecutar la integración con Android Auto o CarPlay. Esto está afectando principalmente a los modelos especificados con el código "6P1”.

Una actualización remota over the air para activar Android Auto y Apple Car Play

BMW Serie 7 interior

En principio, sólo un problema pasajero para los propietarios de los coches afectados, ya que BMW ha asegurado que estos vehículos recibirán una actualización remota over-the-air (OTA) "a finales de junio como muy tarde" que devolverá las funcionalidades de Android Auto y CarPlay.

En términos más generales, los modelos afectados fueron fabricados en los cuatro primeros meses de este año y afectaría principalmente a modelos destinados a Estados Unidos y Europa.

BMW Fábrica

La solución adoptada por BMW no es la ideal para el cliente, obviamente. Sin emabrgo, en BMW consideran que es mucho mejor tener el coche a tiempo, aunque alguna función no esencial todavía no esté operativa, a tener que esperar cuatro meses más para poder recibir el coche.

Sin un final claro a la vista para la escasez de semiconductores (se calcula que dure al menos hasta finales de año), las marcas se ven obligadas a efectuar lo que se llama en la industria decontenting, es decir, retirar equipamiento. Mientras tanto los clientes tendrán que seguir o bien esperando más de lo habitual o bien optar por modelos sin un equipamiento no esencial.

Mientras tanto, ANE señala que Mercedes-Benz simplemente no incluye ciertos chips en sus vehículos. Estos y las funciones que controlan se instalarán en una llamada a revisión posterior. En comparación, la solución de BMW parece más razonable.

Temas
Inicio