Publicidad

Aprobada la moratoria de multas de Madrid Central: la Comisión Europea evaluará sus efectos

Aprobada la moratoria de multas de Madrid Central: la Comisión Europea evaluará sus efectos
5 comentarios

Publicidad

Publicidad

A partir del 1 de julio, las sanciones de Madrid Central no serán efectivas. Ayer, la Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Madrid aprobó la moratoria de multas de la zona de bajas emisiones, una de las primeras medidas anunciadas por la nueva alcaldía de la capital, que ha encontrado no pocas voces en contra.

Y aunque desde el consistorio aseguran que Madrid Central no se suspende, sino que simplemente se le da una moratoria, la Comisión Europea (CE) ya ha anunciado que las consecuencias de revocar las sanciones en la zona de bajas emisiones serán revisadas y analizadas por el gobierno comunitario.

Desde el próximo lunes, y hasta el 30 de septiembre, cualquier coche no autorizado, lo que incluye a los vehículos sin etiqueta (considerados como más contaminantes), podrá circular por Madrid Central sin recibir sanción. Esto se traduce que a efectos, la zona de bajas emisiones no estará operativa durante este periodo, pues las restricciones al tráfico no se harán efectivas.

Madrid 022

Una medida que ya sido criticada por grupos de la oposición. El PSOE confirmó en su momento que la impugnaría si era finalmente aprobada y asociaciones ecologistas (tanto españolas como europeas) ya dejaron claro que, si se hacía efectiva, interpondrían una demanda ante la justicia de nuestro país y ante el tribunal europeo. Y a ello se suma que Madrid Central, también cuenta con el apoyo de parte de la ciudadanía.

Recordemos que Madrid Central, fue uno de los proyectos presentados ante Europa que ha permitido que España esté en moratoria de sanción por incumplir los límites de emisiones fijados por la UE desde 2010.

"La Comisión Europea continuará siguiendo de cerca la aplicación y la eficacia de los calendarios previstos en el paquete de medidas anunciadas por el Reino de España", comunicaba a finales del año pasado el comisario comunitario de Medio Ambiente, Karmenu Vella, en la carta donde se confirmaba que, por el momento, nuestro país quedaba libre de multa, a pesar de que seguía incumpliendo los objetivos de calidad del aire, en particular, de dioxido de nitrogeno (NO2) y partículas en suspensión (PM10).

Si hay sanción desde Bruselas, no será inmediata

madrid central

De esta manera, ahora que las multas por acceder a Madrid Central quedan en suspenso, la UE moverá ficha. Según han confirmado fuentes comunitarias a eldiario.es se valorarán los efectos de la moratoria impuesta por el ayuntamiento, aunque no será inmediato. "Nuestros expertos pueden calcular el efecto en unos pocos días o semanas y considerarlos significativos o no, pero no podemos hacer esas estimaciones ahora mismo sobre la base del simple anuncio de la moratoria sobre las multas".

Sobre si España será de nuevo susceptible de ser denunciada por el Tribunal de Justicia Europeo aseguran que: "No podemos comentar ahora mismo asuntos específicos que están en discusión. Nosotros evaluamos los planes nacionales y el efecto general de todas las medidas tomadas por un Estado miembro".

La semana pasada, el comisario de Acción por el Clima y Energía de la Comisión Europea (CE), Miguel Arias Cañete, ya advirtió que, cuando se comunicó la posible moratoria, el Ejecutivo europeo analizaría las políticas una vez se hiciera efectiva. Y aunque la evaluación se hace a nivel estatal y no local, aseveró que Karmenu Vella "tomará las decisiones que considere".

Respecto a qué sanciones podría afrontar España si, por el cese de Madrid Central, se vuelven a sobrepasar los límites de contaminación, Arias Cañete exponía que, de suceder, no será inminente: "Todavía estamos lejos de ese momento, incluso si España es llevada al Tribunal de Justicia de la UE llegado el caso, sería la primera vez, sin petición de multas aún". Las multas, según el procedimiento de cálculo del gobierno europeo, podría partir de los 6,5 millones de euros en el caso de nuestro país.

El ayuntamiento trabajará en un nuevo modelo

Madrid Central: todo lo que necesitas saber

Como ha defendido el nuevo equipo de gobierno del consistorio, la moratoria de Madrid Central aprobada unilateralmente se sustenta en el artículo 247 de la Ordenanza de Movilidad Sostenible, que estipula un periodo de avisos "antes de la implantación definitiva o la modificación substancial de dispositivos automatizados".

La alcaldía, capitaneada por José Luis Martínez-Almeida, considera que el sistema de sanciones no ha funcionado correctamente. No en vano, dos fallos de los registros horarios de las infracciones obligaron a anular el 81,7 % de las multas entre el 16 de marzo, mes en el que se hizo efectivo el periodo de multas, y el 16 de abril. En total 6.602 sanciones de las 8.072 impuestas quedaron sin efecto.

Según recoge El País, el delegado de Movilidad y Medio Ambiente, Borja Carabante, expone que la recién aprobada moratoria tiene doble finalidad, por un lado "garantizar la fiabilidad técnica y dar marco de seguridad jurídica" y por otro "informar a los conductores de una normativa nueva francamente compleja".

Balance de Madrid Central: más usuarios de transporte público y menos coches (salvo en la M-30)

De igual manera, el concejal explica a este diario que, teniendo en cuenta que una de cada tres multas aplicadas en dicho periodo resultaron erróneas, "Es necesario realizar alguna modificación en esos sistemas para que eso no pueda suceder". Además de añadir que: "Consideramos imprescindible dar un periodo de aviso y a la vez hemos acordado aprovechar esta moratoria para realizar una auditoría de los sistemas de control".

Por otro lado, y paralelamenta a la moratoria, Carabante explica que ha recibido orden por parte de Martínez-Almeida para comenzar a trabajar en un modelo alternativo a Madrid Central que sea compatible con las necesidades de la ciudadanía y con el respeto medioambiental y la calidad del aire.

A la par, se ha solicitado un refuerzo de las líneas de autobuses de la EMT que discurren por el centro de la capital. Un soporte que ya pidió el gobierno de Manuela Carmena cuando Madrid Central se puso en marcha en noviembre y que el Consorcio de Transporte, dependiente de la Comunidad de Madrid, no ha autorizado en los ocho meses que lleva activa la zona de bajas emisiones.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir