Paros en la producción de AdBlue para los camiones y coches diésel en Europa: se prevé escasez y ya ha empezado a subir de precio

Paros en la producción de AdBlue para los camiones y coches diésel en Europa: se prevé escasez y ya ha empezado a subir de precio
16 comentarios

Debido al reciente aumento de los precios del gas y la electricidad, tres de los productores de AdBlue más relevantes de Europa han paralizado la producción de este aditivo temporalmente en algunas de sus factorías: la eslovaca Duslo, la noruega Yara y la alemana SKW Piesteritz. A consecuencia de estos paros, el precio ya ha empezado a subir.

El AdBlue es un aditivo imprescindible para muchos vehículos diésel, y ante la previsión de escasez en Europa ya hay transportistas haciendo acopio, motivados por el miedo a una posible crisis por la falta de suministro.

Imprescindible para muchos vehículos diésel

Adblue2

“AdBlue” es el nombre comercial más popular para el aditivo creado por la Asociación Alemana de la Industria del Automóvil hace casi una década con el objetivo de reducir emisiones, cuya composición es un 32,5% de urea y un 67,5% de agua desmineralizada. También se le conoce con otras denominaciones, como “Blue+” en el caso de Repsol o “EcoBlue" en el caso de Cepsa, por ejemplo.

Se trata de un líquido que, aunque es tóxico, no es corrosivo y se produce en plantas químicas que en la mayoría de los casos también producen soluciones de urea y fertilizantes para la industria agrícola y, para ello, emplean gas natural.

Para cumplir con su objetivo, este aditivo reductor de NOx trabaja en colaboración con el sistema SCR (reducción catalítica selectiva) que utilizan muchos vehículos modernos con motor diésel para reducir sus emisiones a través de una reacción química. El aditivo se agota con el tiempo de uso y, por tanto, sin él el motor no funcionaría.

Los paros en la producción de este suministro que ya han empezado a darse en Europa, y el incremento de los precios de la electricidad y el gas (que podrían alargarse durante meses), además de tener consecuencias como la subida de precios del AdBlue podría desembocar en una escasez en el suministro en el peor de los escenarios.

Después de que Duslo (la fábrica más importante de AdBlue en Europa) anunciase el paro temporal en la producción del aditivo, Eslovaquia aseguró la compra de 500.000 litros de AdBlue, e inició acciones para priorizar el suministro a los transportistas eslovacos, que llevan días haciendo acopio motivados por el pánico.

El principal sindicato italiano del transporte también advirtió sobre la posible escasez de AdBlue, tras el paro de la producción de un mes que ha anunciado la planta de Yara en Ferrara, según informa “Transporto Europa”. Según el director general de la asociación, Maurizio Longo, las existencias de AdBlue "se están agotando rápidamente" y su precio se ha duplicado en el país de 250 a 500 euros por mil litros.

Además, Yara lleva introduciendo un recargo temporal en el precio de su fluido Air1 AdBlue (y en otros de sus productos como amoníaco, urea y ácido nítrico), según ha informado Business Live, desde finales de septiembre. La compañía noruega, que tiene su sede en Grimsby (Reino Unido) ya cobra un recargo de más de 5 libras por litro de AdBlue (unos 5,91 euros).

En cuanto a España, una de las plantas más importantes de fabricación de este aditivo situada en Palos de la Frontera, Fertiberia, también ha anunciado que detendrá su actividad de producción durante el mes de octubre y se alargará, al menos, hasta noviembre.

En Motorpasión | El Gobierno se reafirma: todos tendremos que pagar por las autovías que pasarán de gratis a un modelo de peaje o tarifa plana

Temas
Inicio