Las comunidades de usuarios frente a las firmas comerciales

Las comunidades de usuarios frente a las firmas comerciales
10 comentarios

Vivimos en un mundo conectado. Que nadie se sorprenda. La mayoría de nosotros lleva un smartphone en el bolsillo cuando sale de casa. Y también estamos conectados cuando conducimos. Una de las ventajas del conductor conectado, o del coche conectado según el caso, es que podemos tener más información útil.

Un navegador GPS, información del estado del tráfico en tiempo real y las alertas sobre radares, accidentes y obras son algunos ejemplos de lo que nos permite la tecnología, aplicaciones que muchos conductores encuentran de gran interés siempre que se suben al coche. Y aquí es donde podemos elegir entre soluciones comerciales "de marca", por decirlo así, y soluciones de comunidad de usuarios

TomTom Traffic

Información: ¿de pago o gratuita?

Disponer de información veraz tiene un coste, alguien se ha encargado de buscar, crear, actualizar y hacernos llegar esa información, y de una u otra manera el usuario tiene que hacerse cargo de ese coste. Lo habitual es que ese coste se traduzca en un precio de compra o de suscripción al servicio, o quizás en una pseudo-gratuidad a cambio de publicidad.

Pero la era de Internet también nos facilita otra opción: la comunidad, los servicios gratuitos que se han creado con el trabajo de voluntarios y usuarios que creen en lo que hacen, que participan activamente, más o menos según sus posibilidades, y van creando, ampliando y mejorando ese servicio o aplicación.

Y hay dos motivos para esto, algunos son éticos (creer que la información debe de ser accesible y gratuita para todos), otros de calidad (por no estar de acuerdo con tal o cual aplicación y servicio, y querer e intentar hacerla mejor), y otros muchos por economía (no pagar por un servicio, porque no quieren, o porque ahora mismo no nos sobra el dinero).

OpenStreetMap España

OpenStreetMap: mapas libres

Uno de los primeros ejemplos que hay que citar es OpenStreetMap. Este se coloca enfrente de servicios de mapas de grandes empresas, de pago, como podría ser TomTom mapas (antigua TeleAtlas), Nokia Here (antigua NavTeq), y Google Maps (que gratis gratis del todo no es, pero lo parece).

Detrás de OpenStreetMap hay voluntarios, topógrafos, cartógrafos y usuarios, que poco a poco van mapeando una zona, su pueblo, su barrio, o las rutas que realizan a diario. Se está codificando de todo pues en la comunidad hay todo tipo de colaboradores. Por ejemplo se llega a marcar en los mapas la posición de los pasos de peatones, los carriles bici, la accesibilidad para usuarios de silla de ruedas, y otros aspectos, además de los tradicionales que se encuentran en un mapa.

Los propios usuarios cuando encuentran algún cambio o error en los mapas, entrar en una herramienta web para corregirlo. Si queréis conocer más detalles sobre OpenStreetMap podéis leer el interesante artículo que se publicó en Xataka hace poco. Por ejemplo, una aplicación de navegación GPS gratuita para teléfono que emplea los mapas de OpenStreetMap es Navfree.

Waze, GPS social

Un servicio gratuito, libre y participativo que no podemos olvidar es Waze. Aunque en España no se usa demasiado, en otros países ha tenido gran difusión. Waze es un servicio de navegación GPS paso a paso, con información en tiempo real del estado del tráfico, y con notificación de accidentes, obras, y otros aspectos relevantes.

Cualquiera se puede descargar la aplicación en su smartphone, registrarse, y utilizarla mientras conduce. La fuerza de Waze es que se actualiza con los datos que envía la propia aplicación, y con la interacción y participación de los usuarios, cuando introducen un cambio en el mapa al verlo en persona, o al notificar que hay un atasco en tal punto, un accidente, un control policial, y cosas así.

También se puede encontrar la gasolinera más barata o localizar a amigos que también usen Waze. Tiene millones de usuarios en el mundo y es la mayor comunidad en una aplicación de este tipo.

Camsam

Camsam

Los radares de control de velocidad, pero también las cámaras de semáforo, preocupan a bastantes conductores. Ya sea para evitar un despiste, ya sea por curiosidad, ya sea por el motivo que cada cual tenga, lo cierto es que han surgido múltiples productos, servicios y aplicaciones que informan de la ubicación de los radares y cámaras fijos.

Muchos lo sabréis ya. Un avisador de radares es bastante simple de hacer: la ubicación de los radares fijos es pública, y lo que hacen estos sistemas es "memorizar" la lista y utilizar el GPS del teléfono para saber dónde estamos, y cuando hay un radar cerca, decírnoslo. Es totalmente legal conforme a la nueva Ley de Seguridad Vial en España.

De los varios que hay, muy parecidos entre sí, podemos citar uno que está creando comunidad de usuarios, y que además es gratuito: Camsam. En este caso además de la lista de radares, los usuarios introducen nuevos radares que se encuentren, y que no estaban en la lista, o notifican radares móviles. También permite notificar otro tipo de hechos, como por ejemplo pavimento resbaladizo o mala visibilidad, por citar algunos.

Más allá de saber si hay un radar o no, los propios organismos europeos de seguridad vial, como el ETSC (European Transport Safety Council) proponen los sistemas de información de la velocidad de cada tramo, según mapas, bases de datos y GPS, como una medida muy útil para cumplir con los límites de velocidad.

Spritmonitor

Spritmonitor

Spritmonitor es bien conocido por muchos de vosotros también, sobre todo si os preocupáis por conocer con precisión cuánto consume vuestro coche en la realidad, o si queréis conocer lo que consume de verdad ese coche que os gustaría comprar, y estáis comparando datos entre varios modelos en lid.

Es un servicio de base de datos de consumos reales de todo tipo de coches, que se basa al 100% en su comunidad de usuarios, que registran su coche e introducen los repostajes y kilometrajes que hacen. Así la herramienta web calcula los cosumos medios de tal o cual modelo, con tal o cual motor. Es una base de datos excelente.

Aunque no es una aplicación que vayamos a utilizar mientras conducimos, es cada día más relevante en el mundo del motor, y útil como conductores y consumidores, y no queríamos que faltara en esta pequeña recopilación. Y desde luego se está mostrando como muy útil frente a los consumos homologados que tenemos en Europa, con un sistema de homologación que dista bastante de las condiciones reales de conducción de los coches.

En Motorpasión | Mini Coyote e iCoyote, algo más que un avisador de radares

Temas
Comentarios cerrados
Inicio