Compartir
Publicidad
Publicidad

Consumos reales vs homologación, un estudio revelador (parte 1) Mercado europeo

Consumos reales vs homologación, un estudio revelador (parte 1) Mercado europeo
Guardar
53 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Durante años hemos asistido a la reducción de los consumos en todos los coches nuevos en relación a los modelos que han ido sustituyendo. Los fabricantes no han parado de inflarse la boca con el discurso del bajo consumo mientras conseguían cifras de consumo homologado que desafían a la razón.

Un estudio acaba de poner el dedo en la llaga, comparando los datos de homologación con diferentes fuentes de consumos reales. Cada vez hay más discrepancia entre el consumo mixto homologado y el real. Hoy hablaré del mercado europeo. Preparad las palomitas, es asquerosamente interesante.

"Los consumos homologados son los padres" -- muchos hemos ironizado con algo así. Compramos un coche, que promete un consumo de x l/100 km, y luego vemos que los resultados no son fácilmente reproducibles. ¿Por qué pasa esto? ¿Nos han tomado los fabricantes por idiotas? ¿La Unión Europea? ¿Ambos?

Opel Astra ecoFLEX
Ejemplo: Opel Astra CDTI, 130 CV y 3,7 l/100 km

Antecedentes: el porqué de NEDC

Los coches que se van a comercializar en el mercado europeo pasan una prueba de laboratorio para determinar su consumo urbano, extraurbano y mixto. A eso se le llama "ciclo NEDC":https://www.motorpasion.com/otros/ciclo-nedc-o-como-entender-los-consumos-homologados (New European Driving Cycle). Todos los modelos se prueban de la misma forma, con las mismas condiciones, y de forma independiente.

Por un lado, la normativa europea exige a los fabricantes reducir los consumos de sus coches y por tanto el dióxido de carbono, dada la relación directa entre una cosa y la otra. Por otro lado, se exige la reducción de emisiones contaminantes (CO, NOx, partículas, HC, SOx...) con las normas Euro.

Además, los consumidores están más preocupados que nunca por el consumo, porque el petróleo está en máximos históricos. Por si eso fuese poco, las diferencias en impuestos hacen que los modelos que menos consumen sean más atractivos. Todos estos factores se meten en la batidora y arrojan preocupantes conclusiones.

Estudio del ICCT
Diferencia entre consumo real y homologado (Spritmonitor)

Las fuentes de datos de consumos reales

El estudio en su fase europea se ha nutrido de las siguientes fuentes de datos:

  • Spritmonitor (Alemania) -- Datos de consumo de turismos particulares, muy representativo del mercado alemán
  • Travelcard (Holanda) -- Consumos de coches de empresa, en los que el trabajador no sufraga el combustible
  • LeasePlan (Alemania) -- Lo mismo, pero en Alemania y con mayor velocidad media especialmente en autopistas
  • Honest John (Reino Unido) -- Similar a Spritmonitor, con datos menos precisos
  • What Car? (Reino Unido) -- Consumos obtenidos para una revista, realizados por conductores profesionales simulando un ciclo de homologación propio
  • TCS (Suiza) -- Pruebas profesionales de consumo mixtas de laboratorio y carretera (3.000 km) de los modelos más populares
  • ADAC EcoTest (Alemania) -- Pruebas profesionales en laboratorio y carretera, simulan NEDC pero en condiciones más realistas de velocidad y uso de aire acondicionado
  • QueChoisir (Francia) -- Simulación del ciclo NEDC pero con 130 km/h de punta en vez de 120
Estudio del ICCT
Diferencia entre consumo real y homologado de 2001 a 2011

¿Qué dicen los datos?

El estudio, antes de nada, no sugiere que los fabricantes hayan hecho nada irregular, ni que hayan querido saltarse las normas. En cambio, comentan que se han aprovechado todos los resquicios que la prueba permite, como los sistemas Stop&Start, ya que el 25% de la prueba es con el vehículo al ralentí (o con el motor apagado).

No obstante, la diferencia entre los consumos reales y los homologados está creciendo con el tiempo, especialmente a partir de 2007-2008. Al tener varias fuentes de datos, y con metodologías tan dispares, estas diferencias adquieren una solidez estadística bastante fuerte.

El gráfico superior es bastante contundente. Mientras que en 2001 la diferencia media de consumos reales era de un 10%, en 2011 nos plantamos entre un 18 y más de un 30% de discrepancia. Es decir, los consumos homologados son cada vez menos fiables, tanto en Diesel como en gasolina.

Ojo, no estoy diciendo que no estén bajando los consumos reales en 10 años de evolución, porque los avances técnicos son incuestionables. Digo que no están bajando tanto como se publicita.

Estudio del ICCT
Diferencia entre consumo real y homologado de 2001 a 2011

Una de nuestras primeras preguntas de la semana, muy exitosa, comparó los consumos reales de nuestros coches y los que obteníamos regularmente. No hay discusión en este tema, salvo los mayores acérrimos al hypermiling y a la conducción más eficiente, siempre consumen más combustible.

Todo esto se traduce en una pérdida de confianza del consumidor, en que los consumos no están reduciéndose tanto como la Unión Europea exige, que se están perdiendo miles de millones de euros en impuestos y que los fabricantes no siempre se concentran en medidas realmente efectivas para reducir el consumo real.

Al contrario, los fabricantes se han convertido en auténticos especialistas en lograr consumos NEDC ridículos, como utilitarios/compactos que bajan de 4 l/100 km, berlinas de menos de 5 l/100 km y hasta deportivos de más de 500 CV que no llegan a 10 l/100 km de gasolina. What a wonderful world.

Estudio del ICCT
Diferencia entre consumo real y homologado (Spritmonitor)

Las desviaciones están generalizadas en todos los fabricantes, pero hay excepciones. Las marcas Premium alemanas (Audi, BMW, Mercedes-Benz) muestran las mayores diferencias, mientras que las marcas francesas (Renault, PSA) y Toyota se ajustan más a la realidad (ojo, los híbridos menos).

Está preparándose desde 2007 un ciclo de homologación desde Naciones Unidas, denominado WLTP, para homogeneizar este tema a nivel planetario. Por ejemplo, el ciclo japonés JC-08 es aún más impreciso que NEDC, y el norteamericano de la EPA es más acorde a la realidad, pero eso lo veremos el próximo día.

Todos los fabricantes están haciendo lo que se espera de ellos a nivel normativo. A nivel cliente, no tanto. El daño a nuestros bolsillos ya está hecho, y a diferencia de Estados Unidos, no ponemos demandas multimillonarias. Las ganaríamos, y más de un fabricante podría irse a la ruina absoluta pagando indemnizaciones, pero ellos no impusieron el ciclo NEDC.

Fuente | From laboratory to road -- International Council on Clean Transportation 2013 En Motorpasión | Consumos reales vs homologación, un estudio revelador (parte 1) Mercado norteamericano y conclusión

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos