Volvo pone a prueba su camión eléctrico Volvo FMX: una ruta a 32 grados bajo cero transportando mineral de hierro

Volvo pone a prueba su camión eléctrico Volvo FMX: una ruta a 32 grados bajo cero transportando mineral de hierro
8 comentarios

Un total de 280 km de ruta a menos 32 grados centígrados. Esta es la prueba a la que ha sometido Volvo Trucks el camión eléctrico Volvo FMX (que ha protagonizado el último anuncio surrealista del fabricante sueco) durante el mes de febrero al norte de Suecia.

El objetivo era que el camión, con una masa máxima de 42 toneladas,  transportara mineral de hierro desde una mina para su posterior transporte a Noruega. Y lo consiguió, no sin un par de paradas para recargar las pilas, literalmente.

Los pros y los contras de la electrificación del transporte de mercancías

Volvo, junto a la tecnológica ABB y la compañía de energía eléctrica estatal sueca Vattenfall, decidieron poner a prueba la viabilidad de los camiones eléctricos, en concreto del Volvo FMX, para demostrar que son eficaces para el transporte de mercancías en condiciones climáticas difíciles.

Por eso eligieron la inhóspita y rural localidad de Junosuando como base de operaciones. Desde ahí el FMX, equipado con una batería de iones de litio con una capacidad nominal de 264 kWh, se cargó con 14 toneladas del concentrado de mineral.

El recorrido, de 280 km, hacía una parada en la mina en Kaunisvaara para luego descargar la carga en Pitkäjärvi, donde el mineral se transfirió al ferrocarril para su posterior transporte al puerto de Narvik, en Noruega.

Con temperaturas por debajo de los 30 grados centígrados, el camión consiguió su cometido, a pesar de las "inconvenientes paradas para cargar el camión", según explica el propio conductor, Lino Martino.

Es el precio a pagar por la electrificación: el peso y las temperaturas extremas penalizan mucho la autonomía, haciendo necesarias pausas para cargas las baterías que con un camión diésel se reducirían.

En este sentido, fue necesario hacer una pausa para cargar el camión tanto en la mina como en la estación de transbordo para evitar el riesgo de detenerse en la carretera.

Vovlo Fmx

Pero a cambio se obtiene un trayecto sin ruidos del motor ni vibraciones, una conducción más simple y sobre todo que no emite de forma directa gases contaminantes.

La autonomía que homologa este camión es de hasta 320 km, pero siempre en condiciones ideales.

Por su parte, la batería tiene un tiempo de carga de 9,5 horas con CA (a 43 kW) y de 2,5 con CC (250 kW).

En Motorpasión| Probamos el nuevo Opel Grandland: el SUV compacto es más atractivo y tecnológico y convence en su versión PHEV de 225 CV

Temas
Inicio