Nadie quería centrales nucleares. Ahora pueden cambiar el mundo generando energía barata, limpia e inagotable
Futuro en movimiento

Nadie quería centrales nucleares. Ahora pueden cambiar el mundo generando energía barata, limpia e inagotable

Generar energía barata, limpia e inagotable es uno de los principales objetivos de la humanidad. Hasta ahora, solo la ciencia ficción podía hacerlo realidad, pero, gracias a la fusión nuclear, ha dejado de ser una utopía.

Después de perseguir este avance científico durante más de 60 años, Estados Unidos acaba de anunciar que el Laboratorio Nacional Lawrence Livermore ha realizado con éxito el primer experimento de fusión controlada.

Dicho así no parece remarcable, pero se trata de un hito histórico, uno de los más importantes de todos los tiempos porque es el primer paso para obtener energía barata y sostenible de forma inagotable. Y eso significa que podría cambiar el mundo para siempre.

Todavía hay que tener paciencia

Fusion Nuclear 3

Hoy por hoy, las fuentes de energía de las que dispone el mundo son los combustibles fósiles, las renovables y la nuclear que se consigue a través de la fisión. Por unos motivos u otros, ninguna es una solución perfecta. Lo ideal sería replicar artificialmente el funcionamiento del sol y el resto de estrellas para obtener la energía ideal: barata, sostenible e inagotable.

Es algo en lo que muchos científicos trabajan desde décadas, pero nunca ha sido posible porque técnicamente es muy complicado. Pero la tecnología avanza y el Departamento de Energía de Estados Unidos acaba de hacer el anuncio que la comunidad científica llevaba años esperando: la fusión nuclear es posible.

¿Qué significa esto? Que ya hay una forma de generar más energía de la que se utiliza originalmente. Es algo así como el milagro de los panes y los peces, pero con fundamento científico, básicamente el mismo que el sol y el resto de estrellas.

Fusion Nuclear 1

El 5 de diciembre de 2022, un grupo de científicos del Laboratorio Nacional Lawrence Livermore de Estados Unidos ha generado 3,15 megajulios a partir de 2,05 megajulios. Lo han hecho a través de la fusión, un proceso por el cual se combinan dos núcleos atómicos ligeros para formar un solo núcleo más pesado, liberando así una gran cantidad de energía.

Es un proceso similar a la fisión que se lleva a cabo en los reactores de cualquier central nuclear actualmente, pero la fusión se ha logrado fusionando hidrógeno a través de un proceso denominado confinamiento inercial que permite calentar a altísimas temperaturas el hidrógeno con láser para comprimirlo y generar un átomo, dando lugar a la ignición, es decir, a una ganancia neta de energía.

Asimismo, con la fisión se dividen los átomos y con la fusión se combinan para generar energía. Se puede lograr a través de dos isótopos del hidrógeno: el deuterio y el tritio.

Fusion Nuclear 2

De la misma forma que con la fisión nuclear, la fusión deja residuos radiactivos, pero no de larga duración porque la materia prima no es el uranio, sino el hidrógeno, que se obtiene a partir del agua.

Pero todo esto no significa que se haya descubierto la solución a todos los problemas del mundo y a partir de ahora haya barra libre de energía. El ensayo de fusión es solo un primer paso, pero queda muchísimo camino por recorrer para estandarizar esta tecnología y lograr su viabilidad comercial.

En la misma rueda de prensa en la que se ha dado a conocer el avance, varios políticos estadounidenses han hecho hincapié en que queda un largo camino por recorrer para hacer realidad la fusión nuclear a gran escala. De la misma forma, han insistido en que la financiación pública y privada es fundamental para seguir dando pasos hacia delante.

No en vano, los sistemas láser que se han utilizado en el Laboratorio Nacional Lawrence Livermore para llevar a cabo el experimento de fusión son los más avanzados del mundo, tienen un elevadísimo coste y ocupan el tamaño de un estadio de fútbol.

De momento, no hay una previsión exacta del momento en el que la fusión será viable a nivel comercial para generar energía sostenible. En el anuncio del experimento de fusión se ha hablado de décadas, por lo que todavía estamos muy lejos de jubilar los combustibles fósiles.

Mientras tanto, en China siguen trabajando en su denominado "sol artificial", que también persigue la fusión nuclear y que podría estar listo dentro de 30 años para producir energía a nivel comercial.

Temas