El futuro era esto: si queríamos un transporte marítimo sostenible, hay que volver a los barcos de vela

El futuro era esto: si queríamos un transporte marítimo sostenible, hay que volver a los barcos de vela
1 comentario

Si hace unos años alguien nos hubiera dicho que en 2022 volveríamos al carbón y a la leña para generar energía habríamos dicho "¿pero el futuro sostenible era eso?". Y si ya nos dicen que volvemos a transportar mercancías en barcos de vela, la respuesta habría sido: "¡Imposible!".

En todo caso, habríamos errado porque sí, hemos vuelto a quemar carbón para generar electricidad, a hacer acopio de leña como si no hubiera un mañana ante el miedo a pasar frío este invierno y algunas compañías ya están recurriendo a los barcos de vela ante los elevados precios del combustible y los atascos en los puertos.

Motores auxiliares alimentados por electricidad

Una de estas empresas es Café William, que ha invertido en un velero de carga llamado Vega para transportar a partir del año que viene sus granos de café desde Sudamérica hasta su planta en EEUU.

Esta goleta de carga de tres mástiles, fabricada en Suecia por la compañía SailCargo, puede transportar hasta 82 toneladas de granos de café, y viste un traje de velas con el que transportar la carga, eso sí, a una velocidad inferior de lo que lo haría un buque portacontenedores.

El segundo barco de la flota, Ceiba, es un carguero híbrido diseñado para transportar 250 toneladas de mercancías. Además de sus tres velas, Ceiba contará con un motor eléctrico para permitir una mejor navegación en puertos y con poco viento.

El motor puede cargarse con paneles solares o mediante la energía renovable producida por las hélices del barco cuando navega.

La compañía asegura que los veleros han conseguido esquivar los atascos en los puertos y reducir potencialmente la factura para las compañías en un momento en el que el envío por contenedores tradicional se ha quintuplicado, explica Business Insider.

A eso se le añade el incesante incremento en el precio de los combustibles, que una buena brisa marina puede hacer caer al mínimo. Y es que de esta forma, las tarifas de flete se desvinculan del precio del petróleo.

Sail Cargo
Interior del buque Vega. Foto: Sail Cargo.

También la compañía francesa dedicada al transporte marítimo TransOceanic Wind Transport está construyendo un ecosistema formado por enormes veleros para transportar 38.000 toneladas de mercancía a partir de 2023,.

Ya tiene multitud de compañías asociadas, desde empresas cafeteras familiares hasta de ron, champagne y vino.

Productos que llevarán un sello ecológico y por los que sus consumidores pagarán también un extra.

Foto | Sail Cargo

Temas
Inicio