Francia está harta de cómo viajan los ricos: menos jet privados para viajes cortos y más alternativas sostenibles

Francia está harta de cómo viajan los ricos: menos jet privados para viajes cortos y más alternativas sostenibles
Sin comentarios

Con una crisis energética cada vez más incipiente aderezada con las evidentes consecuencias del calentamiento global, los gobiernos piden racionamiento energético y un esfuerzo a la ciudadanía para no volver a la edad de piedra.

Mientras tanto, los famosos y empresarios más adinerados siguen emitiendo una tonelada de CO2 en cosa de 12 minutos gracias a sus innecesarios -la mayoría de las veces- viajes en jet privado. Algo que Francia quiere cortar de raíz vía impuestos y rendición de cuentas.

El ministro de Transportes francés, Clément Beaune, ha puesto sobre la mesa  la política del "quien contamina paga", y trabaja desde el mes de julio en una regulación de los vuelos privados, explica Le Figaro.

Se trata tanto de controlar su huella ecológica, como de seguir las directivas de Emmanuel Macron que llama a los franceses a ahorrar energía a medida que se acerca el invierno. Es decir: que no solo se apriete el cinturón el ciudadano común.

avion

Entre las vías consideradas por el ministro se encuentra la obligatoriedad de que los propietarios de aviones privados -los peces gordos de las empresas, los inversores o los super ricos- hagan públicos sus viajes, demuestren que no tienen otros medios menos contaminantes para viajar así como un incremento de los impuestos para estos viajeros.

A nivel europeo, los vuelos de aviones privados podrían incluirse en las cuotas del impuesto al carbono, cuya reforma aún está en fase de debate. Y no solo aviones, Beaune ha puesto sobre la mesa la regulación de los yates privados.

Según datos de Eurocontrol recogidos por la cabecera francesa, los vuelos privados de negocios ya suponen el 12 % del transporte aéreo en Europa; casi el doble que en 2019.

El uso de aviones privados para viajes que no duran más de media hora en coche han encendido a los usuarios de redes sociales como Twitter, que gracias a cuentas como Celebrity Jets pueden ver en tiempo real qué viajes están haciendo los famosos.

Según un estudio del grupo Transport & Environment y Ecologistas en Acción, los aviones privados contaminan 10 veces más que los aviones comerciales por persona, y además sus emisiones se han disparado un 31 % en la UE en los últimos 15 años.

Temas
Inicio