España recula y acepta el plan de ahorro energético de Bruselas: se reducirá el consumo de gas, pero con condiciones

España recula y acepta el plan de ahorro energético de Bruselas: se reducirá el consumo de gas, pero con condiciones
Sin comentarios

El no rotundo de España al principio de 'solidaridad energética' en la UE fue bastante sonado, aunque no el único país que lo entonó. Desde el Ejecutivo central se dijo alto y claro que España no tenía por qué adoptar una política drástica de recortes energéticos ante este invierno al no ver en peligro su suministro de gas, pero las tornas han cambiado.

Según adelanta eldiario.es, la vicepresidenta tercera del Gobierno y ministra de Transición Energética, Teresa Ribera, ha reconocido que España está obligada a decir que sí a reducir el consumo de gas, aunque tras conseguir suavizar la propuesta inicial.

"Es un paso adelante muy importante y nosotros en los términos en los que aparece el texto esta mañana, aunque echemos de menos algunas de las cosas que habíamos propuesto, creo que estamos obligados, evidentemente, a decir que sí, a trabajar, a seguir impulsando medidas de ahorro y eficiencia en casa y a seguir contribuyendo a la seguridad de suministro de nuestros vecinos" ha dicho Ribera en declaraciones recogidas por eldiario.es

Así, España tendrá que acogerse al plan de la Comisión Europea de reducir el consumo de gas ante el estrangulamiento del suministro por parte de Rusia, en concreto Gazprom.

Junto a otros países como Grecia, Irlanda, Portugal y Malta, España se ha opuesto a que Bruselas tuviera poderes especiales para reducir de forma obligatoria el consumo de gas en un 15 %, aludiendo a un gran impacto en la industria.

Gas

Esta oposición ha servido para que la Comisión Europea modifique su plan inicial: el recorte en el consumo de gas dependerá de las circunstancias de cada país y Bruselas no tendrá poderes especiales poder declarar la alerta energética.

Esto obliga a que cinco Estados miembros tengan que votar si se declara o no dicha alerta, que llevaría a un recorte obligatorio.

Lo principal, advierte Bruselas, es conseguir llenar las reservas de gas antes de que llegue el frío al menos hasta el 80 %; es decir, para el 1 de noviembre de 2022.

Comision Europea
En verde, los países sin capacidad de almacenamiento. En rojo el volumen de almacenamiento de los países que sí la tienen. Gráfico: Consejo Europeo.

Después del invierno, las reservas de gas de Europa deberán estar al 90 %, "con objetivos intermedios de febrero a octubre". Pero hay países que lo van a tener mucho más difícil: Irlanda, Finlandia, Grecia, Eslovenia, Estonia, Lituania y Chipre no tienen instalaciones de almacenamiento.

En este escenario, Gazprom sigue excusando el corte de suministros a Europa con averías técnicas.

Temas
Inicio