Los creadores del coche solar más barato tienen un kit para hacer más eficientes camiones y buses, y da igual si son eléctricos o diésel

Los creadores del coche solar más barato tienen un kit para hacer más eficientes camiones y buses, y da igual si son eléctricos o diésel
Sin comentarios

El fabricante del coche eléctrico solar asequible Sono Sion -y de diseño espartano que debutará el año que viene- tiene listo un kit solar para hacer más eficientes autobuses, camiones y vehículos de transporte de mercancías no solo eléctricos; también con motores diésel.

Su objetivo es suministrar energía, extender su autonomía o ahorrar en combustible (además de reducir emisiones de CO2), según promete Sono Motors.

El fabricante alemán ha diseñado unos módulos solares que prometen ser ligeros y rentables cuyo funcionamiento, gracias a la electrónica, se puede optimizar en días sin sol.

En autobuses eléctricos o diésel -de unos 12 metros de largo- Sono Motors asegura que su tecnología puede suministrar hasta 22 kWh al día a sistemas auxiliares o servir como extensor de autonomía si el bus sale de fábrica con su kit.

Si es diésel, el ahorro que manejan es de hasta 1.500 litros de combustible al año. Sono Motors dice que su tecnología es compatible con los autobuses de transporte público de 12 metros más comunes en el mercado europeo, como los Mercedes-Benz y Man.

En el caso de la integración solar en camiones de mediano y gran tamaño, aseguran que pueden cubrir el 100 % de la demanda de energía gracias a sus paneles.

Sono Mvg 05

Según Sono Motors, el kit es compatible con los "tipos de autobuses de transporte público de 12 metros (40 pies) más comunes en el mercado europeo ", que dice que incluye modelos de Mercedes-Benz y Man.

La tecnología también incluye un sistema de previsión meteorológica de forma que el conductor pueda adaptar sus hábitos al volante.

Ya a finales de marzo Sono Motors hizo la primera prueba en un autobús diésel en Múnich. Lo hizo enganchando un remolque-autobús equipado con 20 módulos fotovoltaicos semiflexibles.

Los módulos cubren una superficie total de doce metros cuadrados y alimentan la batería de 24 V con más de 2.000 W.

Estos sirven para alimentar la batería del vehículo, la calefacción, ventilación y aire acondicionado, así como el sistema de dirección del remolque.

Para una flota mediana de alrededor de 300 autobuses, explica la compañía, los cálculos muestran la posibilidad de ahorros de hasta 2.000 toneladas métricas de CO2 por año.

Temas
Inicio