Bridgestone apuesta por el coche eléctrico con nuevos neumáticos específicos y también instalará puntos de carga

Bridgestone apuesta por el coche eléctrico con nuevos neumáticos específicos y también instalará puntos de carga
12 comentarios
HOY SE HABLA DE

Bridgestone está buscando adaptarse a la nueva movilidad y para ello ha decidido fabricar unos nuevos adaptados a los vehículos eléctricos y, además, se ha asociado con varias compañías para instalar puntos de carga para los coches eléctricos en los próximos años.

Cierre de fábricas de neumáticos de marca blanca

vw

Según varios análisis realizados por la compañía, hasta el 90 % de las ventas totales que realizarán en 2030 serán para coches eléctricos. Por ello, los japoneses plantean replicar su estrategia actual, con neumáticos específicos para diferentes tipos de coches pero pensados para vehículos co tecnologias de movilidad alternativas.

De hecho, Bridgestone ya diseñó unos neumáticos especiales para el Volskwagen ID.3, el primer eléctrico de la familia ID. Se trata de unos neumáticos ligeros y que prometen un mayor ahorro de combustible y de batería, ya que reducen su peso en un 20 % comparados con el resto de neumáticos.

Bridgestone cuenta con 50 fábricas repartidas por el mundo y las primeras en pasar por estos cambios serán las ubicadas en el continente europeo para, posteriormente, adaptar el resto.

La compañía nipona cerrará este año la fábrica de neumáticos de marca blanca que tiene en Europa y también se desharán de su gama de neumáticos centrados en los vehículos de gas -GLP y gas natural-.

Hasta 3.500 nuevos puestos de carga

Electric Car 1458836 1920

Además de apostar por una nueva gama de neumáticos adaptada a la nueva movilidad, Bridgestone se ha asociado con EVBox Group y TSG para la instalación de hasta 3.500 nuevos puntos de recarga en su red europea minorista y de servicios.

La instalación de estos puntos de carga comenzará en Francia e Italia y más tarde se ampliará a Reino Unido, Alemania, Polonia, España y otros países europeos.

Consistirá en estaciones de recarga normales y rápidas, instaladas en ubicaciones estratégicas y será accesible para todos los conductores de vehículos eléctricos, tanto particulares como de flotas; se instalarán puntos de recarga rápida en rutas con grandes volúmenes de tráfico con el fin de que los conductores puedan recargar de forma rápida estando en ruta.

En Motorpasión | Cuando los esfuerzos por catapultar el coche eléctrico chocan contra la cruda realidad: unas tarifas de la luz por las nubes

Temas
Inicio