Así será el descuento del IVA en la factura de la luz que empezará a aplicarse en julio

Así será el descuento del IVA en la factura de la luz que empezará a aplicarse en julio
Sin comentarios

El 25 de junio ha entrado en vigor el Real Decreto-ley 11/2022, de 25 de junio, que prorroga las medidas para intentar paliar los efectos de las consecuencias económicas y sociales de la invasión de Rusia a Ucrania puestas en marcha en los últimos meses (ya que muchas caducaban el próximo 30 de junio) y a la subida generalizada de precios.

Además, este ‘paquete anticrisis’ recoge nuevas disposiciones como un cheque de 200 euros para hogares con ingresos muy bajos, la subida de algunas pensiones no contributivas, descuentos en los abonos transporte y rebaja del IVA en la factura de la luz, que pasará de 10 % al 5 %.

Pero, ¿cómo se traduce a nuestros bolsillos esa reducción? ¿Es para todos? ¿Tiene letra pequeña? Lo vemos.

Un descuento discreto, y no para todos

Luz2

El nuevo Decreto-ley trae entre sus principales novedades en cuanto al precio de la energía la rebaja del Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA) de la electricidad del 10 % al 5 %. Se trata de la segunda ‘rebaja’ en la factura de la luz en los últimos años, pues ya se aprobó una medida similar reduciendo el impuesto sobre el valor añadido del 21 % al 10 % el año pasado.

Según reza el artículo 18 del Decreto-ley 11/2022 del 25 de junio, el descuento en el IVA se aplicará a los “titulares de contratos de suministro de electricidad, cuya potencia contratada sea inferior o igual a 10 kW, con independencia del nivel de tensión del suministro y la modalidad de contratación”, ya sean particulares o empresas.

Además, se mantendrá en ese 5 % desde el próximo 1 de julio hasta fin de año, siempre que el precio en el mercado mayorista sea superior a los 45 euros por MWh”. Si baja de esos 45 euros, la medida dejará de aplicarse de forma general a toda la población.

Eso sí, se mantendrá hasta final de año para los “consumidores con condición de 'vulnerables severos' y 'vulnerables en riesgo de exclusión social', categorías creadas para distinguir a una parte de la población que tienen derecho al bono social: los que están en una situación más difícil que la media.

Sin embargo, la letra pequeña dice que no se aplicaría, en ese caso, a los que están clasificados exclusivamente como 'vulnerables', aunque también reciban la ayuda del bono social, de conformidad con lo establecido en el Real Decreto 897/2017, de 6 de octubre.

En la práctica, al aplicar este descuento del IVA en la factura se traduce una rebaja discreta, y que depende de la tarifa que se tenga contratada.

Por ejemplo: si tomamos como referencia una factura real de la luz con un importe que ronde los 75 euros de consumo y tenga aplicado un 10 % de IVA, y calculamos la estimación del nuevo importe reduciendo el IVA al 5 %, el resultado será de un ahorro de 3,88 euros en caso de guiarnos por las tarifas del mercado regulado, donde influye el precio del gas.

Si además contamos con el bono social, ser´´an 1,59 euros más. Con una factura del mismo importe, pero en el caso de los consumidores con contrato eléctrico cuya tarifa pertenezca al mercado libre, la rebaja media será de 3,3 euros. 

Cuánto costarán estas medidas al Estado

Euros

La estructura de tipos impositivos vigente en el IVA en España está compuesta por un tipo general del 21 %, otro reducido del 10 % y otro denominado superreducido del 4 %. Recortando el impuesto a la electricidad hasta el 5 % el Gobierno viene a crear 'un segundo tipo reducido no inferior al 5 %', además del reducido genérico del 10 %.

La modificación de la directiva anterior, por lo tanto, deja una puerta abierta para que cualquiera de los productos que aparecen en la lista, y que ahora tributan al 10 %, puedan ver reducida su fiscalidad por debajo de esta cifra, aunque nunca por debajo del citado 5 %, tal y como va a hacer España con el IVA de la electricidad.

Además, el Anexo III incluye nuevos productos y servicios que tributan a un tipo impositivo reducido aparte del suministro eléctrico, como la ropa y el calzado infantil (incluidos en abril), el suministro de sillas infantiles para coches, así como el de bicicletas (incluidas las eléctricas y/o los servicios de alquiler y reparación de bicicletas).

En paralelo, el nuevo decreto ley prorroga hasta final de año la reducción del Impuesto especial sobre la electricidad, que ya pasó del 5,1 % al 0,5 % en septiembre de 2021, y la suspensión del impuesto de generación.

También se prorroga la reducción de los “beneficios extraordinarios” de algunas centrales eléctricas, principalmente hidroeléctricas y nucleares, por la escalada del precio internacional del gas aprobada entonces.

¿Cuánto costarán estas medidas? Según los cálculos que ofrece el Ministerio de Hacienda y que recoge Cinco Días, la rebaja del 10 % al 5 % en la factura de la luz tendrá un coste aproximado de 220 millones de euros al trimestre. Si el descuento se computa desde el tipo general del 21 % al reducido del 5 %, el coste suma otros 380 millones. En total, serían 600 millones de euros.

Así, el coste de las medidas tributarias que afectan al recibo eléctrico incluyendo la rebaja del impuesto especial sobre la electricidad y la suspensión del impuesto de generación eléctrica, ascendería a los 1.800 millones trimestrales.

Por su parte, los técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha), calculan que el impacto total de la rebaja del 21 % al 5 % se reduce a una horquilla que oscila entre los 430 y los 460 millones de euros al trimestre.

Temas
Inicio