Más allá de los puntos de recarga: en Alemania ya prueban carreteras con carga inalámbrica para coches eléctricos

Más allá de los puntos de recarga: en Alemania ya prueban carreteras con carga inalámbrica para coches eléctricos
5 comentarios

La ciudad de Balingen (Alemania) pronto estrenará un tramo de carretera dotado con carga inalámbrica para vehículos eléctricos. Este proyecto, financiado por el Gobierno germano y firmado por varias empresas especializadas en tecnologías, se probará con un autobús eléctrico de servicio público, como ya se ha hecho en Italia o en Suiza.

La iniciativa, que se implementará en dos fases, incluye dos estaciones de carga estáticas como apoyo para que el autobús eléctrico pueda hacer su recorrido de ida y vuelta a la ciudad (con pasajeros reales) sin mayores complicaciones. Y aunque aún quede mucho trabajo por delante, se trata de un avance en el todavía hipotético mundo de las recargas inalámbricas.

Carreteras que recargan vehículos eléctricos parados o en movimiento

El proyecto, encabezado por la empresa israelí Electreon, se basa en la tecnología de recarga inalámbrica que han bautizado como ‘Electric Road System’ (ERS), y que en principio permite cargar los vehículos eléctricos tanto si están en movimiento como si están parados.

Para ello se instala un curioso sistema de bobinas de cobre bajo la capa más superficial del pavimento y otra bobina en la parte baja del vehículo (en este caso, en el autobús elegido como banco de pruebas).

Al hacer pasar corriente eléctrica por las bobinas del asfalto, estas son capaces de crear un potente campo magnético. Este, a su vez, induce otro campo magnético en la bobina situada en la parte baja del autobús eléctrico, que crea electricidad que se emplea para recargar su batería en un funcionamiento similar al de un cargador inalámbrico para un smartphone, solo que a gran escala.

Electreon Ev
Fuente: Electreon

De superar sus distintas fases de pruebas, este proyecto, que en realidad parece más complicado de lo que es, podría acabar con una de las principales limitaciones que han tenido hasta ahora los proyectos más potentes en torno a la recarga inalámbrica de vehículos eléctricos: que el transmisor y el receptor estén en contacto cercano y con una alineación perfecta todo el tiempo.

La iniciativa de Electreon se implementará en dos fases: en una primera se desplegará un tramo de 400 m de longitud de carretera y se instalarán las dos estaciones de recarga, cuya ubicación exacta se determinará en función de las paradas del autobús. En la segunda fase, la vía eléctrica se ampliará en otros 600 m, hasta completar un total de 1 km.

Para ello, el proveedor de soluciones de carga inalámbrica para vehículos eléctricos ya ha empezado los trabajos necesarios y tendrá el apoyo de la empresa estatal alemana EnBW, además de contar con ayudas públicas por valor de más de 3,2 millones de euros.

Aper Ev
Fuente: Electreon

Este plan, que llega tras el éxito de una prueba piloto en otra ciudad alemana (Karlsruhe, cerca de la frontera con Francia) para suministrar energía a un autobús durante las horas punta, se ve con optimismo en el sector público y privado del país, que está impulsando varias iniciativas para promover la movilidad eléctrica.

El CEO de EnBW, tercera empresa energética pública de Alemania, lo confirma, pues asegura que su objetivo es “que la carga inalámbrica sea técnicamente adecuada para el transporte público alemán”. Esto también incluye "convencer a las autoridades, los operadores de redes de energía, los conductores de autobuses y el público en general", añade.

En este sentido (y en paralelo al proyecto de Balingen), desde Electreon aseguran que ya están desarrollando “las herramientas que ayudarán a los planificadores del transporte público a saber dónde instalar la infraestructura inductiva para una ciudad o región concretas”. Solo el tiempo dirá si esta es una solución viable o no.

Temas