Compartir
Publicidad

Prueba: Fiat Scudo Combi (parte 3)

Prueba: Fiat Scudo Combi (parte 3)
7 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Fe de erratas: El precio de 24.000 euros no incluía el descuento promocional.

Seguimos con el análisis de la furgoneta Fiat. El modelo probado está valorado en 24.081,60 16.535 euros, ¿caro? Para nada, pues la Citroën Jumpy y la Peugeot Expert salen más caras con sus respectivos precios promocionales, y hablamos de prácticamente el mismo vehículo.

De las Scudo de transporte de pasajeros/mixtas, la Combi Standard es la más sencilla. El tope de gama es la Scudo Executive de 140 CV, chasis largo y 9 plazas, por casi 30.000 euros (precio SIN promoción).

¿Qué equipamiento tenemos de serie? ¿A cuál podemos optar? Veámoslo:

Equipamiento

A modo de recordatorio, la Scudo Combi Standard, el modelo probado, es el destinado a un uso más “industrial”. El nivel Family está orientado a un uso más familiar/viajero por su mayor equipamiento, y el nivel Executive está planteado como un minibus lujoso para negocios como hoteles, aeropuertos, etc.

La Combi Standard presenta algunas carencias que estropean un poco el confort cuando se trata de viajar (portaobjetos, sin climatización posterior), pero en distancias relativamente cortas, es más que suficiente.

Fiat Scudo Combi

Primero veamos qué equipamiento tenemos de serie en Combi Standard: cierre centralizado con telemando, puertas traseras de doble hoja sin luneta térmica, puerta corredera acristalada, asiento del conductor con regulación en altura sin reposabrazos, cristales correderos en la parte trasera, asientos extraíbles (2ª y 3ª fila), climatizador manual sin A/C, dirección asistida y elevalunas eléctricos delanteros.

No caigamos en la tentación de comparar con un turismo, por que entonces nos parecería de risa. En los vehículos comerciales, los equipamientos de serie empiezan bastante justos para intentar reducir al máximo el precio. La unidad probada tenía de extras la radio-CD de 6 altavoces con mandos en volante, regulación lumbar de conductor, conexión Bluetooth, aire acondicionado, retrovisores eléctricos calefactados y toma de corriente 12V.

Fiat Scudo Combi

Opcionalmente, la lista de elementos es grande. Podemos contar con GPS+ordenador viaje, cargador de 5 CDs, climatizador automático bizona, calefactor posterior, calefactor Webasto con vehículo parado, sensor de luces y lluvia, sensor de aparcamiento, control de velocidad de crucero, limitador de velocidad, red de equipajes, antinieblas delanteros, llantas de 16 pulgadas, portavasos escamoteables… Para muestra, un botón, una foto oficial de Fiat con varios extras instalados.

Por cierto, ¿qué es el calefactor Webasto? Un calefactor adicional de tipo autónomo. Este calefactor también puede funcionar con el motor apagado y se activa mediante un temporizador que permite tanto el encendido directo como el programado. Cuando el frío es especialmente intenso, el conductor puede programar el temporizador del dispositivo antes de subir a bordo y, de esta manera, entrar en una cabina ya calefactada. Utilísimo en zonas frías y salidas vespertinas, además mejora el arranque del motor.

La Citroën Jumpy y la Peugeot Expert comparten con su prima-hermana italiana las mismas carencias de serie y posibilidades extras. No he dicho todavía nada de la seguridad, por que es un capítulo aparte. Cuando hablo de la adecuación a la distancia de viaje, también me refiero a los sistemas de seguridad.

Seguridad

El Scudo Combi tiene un equipamiento de seguridad más bien parco: carrocería de rigidez diferenciada, 4 frenos de disco, ABS con EBD, HBA y airbag para el conductor. Opcionalmente puede tener ESP con ASR, airbag para el acompañante, airbags laterales y de cortina, fijaciones ISOFIX, además de los dispositivos destinados a la protección antirrobo del vehículo y de la carga.

Fiat Scudo Combi

Dicho de otra manera, de serie, la Scudo Combi sólo tiene airbag de conductor, y los pasajeros restantes tienen cinturones de seguridad de 3 puntos (delanteros con limitadores de carga y pretensores) y los cabeceros, que ya es algo. Acerca de los airbags opcionales, decir que el del copiloto es de 100 litros (puede desactivarse) y protege a los dos pasajeros en el caso de haber una banqueta biplaza en la cabina. Los airbags de cortina son inteligentes, no se inflan a menos que sea necesario.

En colisiones de baja consideración en zona urbana, puede ser suficiente, pero saliendo a carretera, pues evidentemente no es lo mismo contar con las protecciones de los airbags laterales y de cortina que carecer de ellas. Todavía hay que esperar para que los industriales tengan las mismas protecciones de serie que los turismos, aunque bien es cierto que contar con dichos elementos opcionales es un alivio.

Fiat Scudo Combi - frenos

En este sentido, no podemos comparar con un monovolumen moderno. Nadie se compraría hoy día un monovolumen con sólo un airbag, pero se agradecen los avances hechos por los fabricantes para aumentar la seguridad de este tipo de vehículos.

Si nos remontamos unos pocos años atrás, los pasajeros de atrás tenían que conformarse con cinturones de 2 puntos (si eso), ni un airbag, dar las gracias si había cabeceros… Y la dirección asistida o los frenos ABS tampoco eran elementos comunes en este segmento hasta hace poco tiempo. Conviene invertir en los elementos de seguridad, aunque nunca vayamos “a usarlos”.

Mañana vendrán las conclusiones y haremos balance.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio