Compartir
Publicidad
Publicidad

El Gran Premio de China ya está aquí

El Gran Premio de China ya está aquí
Guardar
12 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hemos tenido que esperar dos largas semanas, pero tranquilos, la Fórmula 1 está de vuelta. Este fin de semana la cita será en el Gran Premio de China de 2010, y por última vez en un tiempo, nos tocará madrugar. Siempre queda la posibilidad de verlo en diferido, pero como es difícil abstraerse una mañana de domingo, lo mejor es seguirlo en directo. Para que no te pierdas ni un detalle, aquí tienes los horarios.

Si importantes son los horarios, importante también es conocer al detalle el Shanghái International Circuit. Lo podríamos resumir con dos palabras: Hermann Tilke. Pero como eso normalmente nos lleva a un gesto de desesperación, nada mejor que un buen análisis técnico y una vuelta a bordo del simulador de Red Bull con Jaime Alguersuari como piloto y anfitrión. Por cierto, otro detalle interesante y que puede volver a convertir clasificación o carrera en un caos. Se espera lluvia para este fin de semana.

Eso en lo que se refiere puramente al gran premio. En lo deportivo, a pesar de que estamos en una semana tranquila si que ha habido cierto movimiento. Tras muchas suspicacias entorno a él, ya sabemos que el Red Bull RB6 es legal. Algo esconde que nosotros aún no sabemos, pero una vez analizado, la FIA le ha dado su visto bueno.

Todo lo contrario que ha ocurrido en McLaren. Ante la posibilidad de que en Red Bull contaran con algún tipo de suspensión inteligente, en Woking comenzaron a trabajar en ese camino. Error. La FIA dijo que no quería oir ni hablar de ese tipo de sistemas. Así que McLaren ha tenido que detener el desarrollo de su nuevo, e ilegal, sistema de suspensión.

Donde tampoco bajan las aguas tranquilas es en Ferrari. La escudería italiana está teniendo excesivos problemas con la fiabilidad de sus motores. Tras el Gran Premio de Malasia, los motores de Fernando Alonso y Pedro de la Rosa fueron enviados a Fiorano para su estudio. Ya han llegado a la conclusión que lo ocurrido a uno y otro no tiene nada que ver. En el motor del asturiano, lo califican como un error anómalo. En el caso de Sauber, la rotura se debió al fallo de los sensores.

Más información en Racingpasión

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos