Compartir
Publicidad

Cuando Rossi conoció a Gené

Cuando Rossi conoció a Gené
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Este fin de semana, Valentino Rossi nos ha sorprendido con unas declaraciones realizadas en una entrevista para la televisión italiana, en la que aseguró que cometió un error al no aprovechar la oportunidad de pasarse a las cuatro ruedas para competir en Fórmula 1.

En un repaso por sus treinta años de vida (cumplidos el mes pasado), Valentino declaró que, echando la vista atrás, "lo que más lamento es no haberme pasado al automovilismo y competir para Ferrari. No me arrepiento de nada porque las cosas me han ido muy bien durante mi carrera pero sí que me hubiese gustado participar en el Mundial de Fórmula 1".

Al leer esto, me vino a la memoria una conferencia de Marc Gené a la que tuve la suerte de asistr, y en la que el catalán respondió preguntas sobre la experiencia vivida con Valentino en 2006, ya que por ser el tercer piloto de Ferrari, fue él mismo el encargado de dar al italiano algunas clases y muchos consejos.

Si bien la conferencia fue hace algunos meses, he podido recuperarla, y aquí les transcribo una parte que me parece especialmente interesante, y arrancó con la siguiente pregunta: ¿Cómo se vivieron “desde dentro” las pruebas qué hizo Rossi con Ferrari? ¿Fue sólo una campaña de marketing?

A lo que Gené contestó:

"No, no fue sólo un tema de marketing. Realmente se pensó que una persona con un talento natural para la velocidad como él, podía hacerlo bien si se lo preparaba correctamente. Hizo tests muy buenos, en algunos circuitos llegó a rodar muy rápido, pero en otros –como Valencia– tuvo problemas”

Para luego agregar:

"Por otro lado no es lo mismo hacer sólo unas pruebas que llevar un coche todo el mundial, y además en un equipo como Ferrari, donde siempre hay presión por ganar. Yo hubiera visto más factible que estuviera un año en Red Bull o en Toro Rosso, pero ir de entrada directamente a Ferrari hubiera sido demasiada presión"
Gene en la UAO

Finalmente, Gené puso énfasis en remarcar que no se trató de una "aventura", sino de pruebas realizadas con la mayor exigencia:

"Él mismo (Valentino) vio que no iba a ser fácil. Aunque tenga mucho talento, se nota que alguien que lleva veinte años como piloto (de monoplazas), algo habrá aprendido. Pero realmente te aseguro que se lo tomó muy en serio, tanto él como Ferrari."

Todos conocemos el ¿final? de la historia: Valentino se quedó en las dos ruedas. De nada sirven las especulaciones de "lo que pudo ser..." si el italiano hubiese dado el paso de convertirse en compañero de Michael Schumacher, en un movimiento no exento de cierto “orgullo italianista” por parte de Ferrari. Pero es así; el volante que tanto se resiste a alguno, se lo ofrecían "en bandeja" a otro, que no lo quiso.

Fotos | Libertad Digital y Prensa de la Universitat Abat Oliba CEU

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos