Compartir
Publicidad
Publicidad

No más Fiesta para la fábrica de Ford en Almussafes

No más Fiesta para la fábrica de Ford en Almussafes
Guardar
30 Comentarios
Publicidad
Publicidad
Ford Fiesta (1976)

Hoy es un día triste para la fábrica de Ford en Almussafes, porque ya no habrá más Fiesta. Se pone fin a la producción del utilitario, del que han salido 5 millones de unidades de sus líneas, más de la mitad del total producido por la planta valenciana. El Fiesta vio nacer esta fábrica hace 35 años.

En 1973 Henry Ford II decidió volver a producir en España, y compró 270 hectáreas de huertos en Valencia. En 1976, en octubre, salió la primera unidad del mítico utilitario, uno de los modelos más importantes de la marca del óvalo después del Ford T. El Fiesta se ha ido para dejar sitio a los nuevos modelos que serán fabricados allí.

Mientras se siguen produciendo los C-MAX y Grand C-MAX, se va a adaptar la fábrica para el nuevo Kuga, conocido como Escape en Estados Unidos. También producirán a partir del año que viene la nueva Ford Transit. Almussafes tiene mucho futuro por delante, aunque ya no de la mano del Fiesta, que se sigue produciendo en Colonia (Alemania).

Juan Carlos I y Henry Ford II
Juan Carlos I y Henry Ford II

Almussafes fue la consecuencia de la reconciliación de la empresa norteamericana con España, después de suspender relaciones desde el final de la Guerra Civil. Sí, hubo una fábrica en Cádiz, y después en Barcelona, durante los años 20 y 30. En esta imagen de archivo, el Rey Juan Carlos I estrecha la mano a Henry Ford II.

Mucho le debe España y la Comunidad Valenciana a esta fábrica, de la misma forma que para Ford ha sido un valioso activo y continua siéndolo. Es uno de los motores económicos de la región, y tiene futuro asegurado con las nuevas adjudicaciones programadas. Perder el Fiesta será… aunque duela decirlo, un mal menor.

Hablamos de una de las fábricas más importante del país, y somos uno de los principales productores de coches del mundo (menos mal que no dependemos del mercado interno en exclusiva). Miles de familias viven de ella, tanto de empleos directos como de empleos indirectos. Si el Fiesta no tuviese reemplazo en producción, sería una hecatombe.

Por cierto, no es la primera vez que se interrumpe la producción, ya ocurrió en los años 90, y desde Ford nos han comunicado que no es una decisión para siempre. Más adelante podría volver a fabricar Fiesta, si las circunstancias del mercado europeo lo exigen.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos