Compartir
Publicidad

Ford Mustang Shelby GT350R, ahora con mejoras heredadas del todavía más salvaje GT500

Ford Mustang Shelby GT350R, ahora con mejoras heredadas del todavía más salvaje GT500
5 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hace cosa de un año Ford Performance actualizó uno de sus modelos más interesantes, el Ford Mustang Shelby GT350, pero tras el lanzamiento del brutal Shelby GT500, la marca de Michigan ha decidido poner al día de cara a este año el GT350R, con algunos elementos heredados del GT500.

Para empezar, el 2020 Mustang Shelby GT350R añade detalles de color rojo como las pinzas de freno o franjas decorativas para la carrocería, además de costuras en rojo para el interior y toques de color en los distintivos Shelby GT350R o el volante. También son de serie las llantas de fibra de carbono o un splitter delantero y un alerón trasero más generosos que antes.

A nivel de chasis, las mejoras para el GT350R 2020 incluyen una geometría de suspensión delantera rediseñada, manguetas de dirección 'high-trail' heredadas del nuevo Shelby GT500, una nueva cremallera para el sistema de dirección y una recalibración de la propia dirección, que es de asistencia eléctrica.

2020 Ford Mustang Shelby GT350R
2020 Ford Mustang Shelby GT350R

"Nuestro plan ha sido siempre coger las últimas innovaciones del programa GT500 y aplicarlas estratégicamente en la gama Mustang. Estas últimas actualizaciones para el GT350R mantienen sus prestaciones a un nivel competitivo, ya sea en circuit o en la calle", afirma Ed Krenz, ingeniero jefe de Ford Performance.

Este GT350R mantiene su objetivo de reducir al máximo el peso con respecto a la versión convencional (sin la R), gracias tanto a las llanas de carbono como a la eliminación de las plazas traseras, por ejemplo. En este caso, además, se ha prescindido también del resonador del sistema de escape, en un esfuerzo por rebajar todavía más el peso del modelo, y aportando de paso una nota de escape más limpia.

2020 Ford Mustang Shelby GT350R
2020 Ford Mustang Shelby GT350R

Ford destaca que entre los opcionales para su renovado Shelby GT350R hay desde un equipo de sonido premium B&O con 12 altavoces (que no creemos que sea necesario gracias a la banda sonora del espectacular 5.2 litros V8 de cigüeñal plano), control por voz para el navegador o asistentes como la alerta de ángulo muerto o la alerta de tráfico cruzado.

En principio Ford no ha anunciado cambios en el motor 5.2 litros V8 atmosférico 'Voodoo', que de serie es capaz de subir hasta las 8.250 vueltas y ofrece la misma potencia tanto en el GT350 como en el R, es decir, 533 CV a 7.500 RPM, además de un par motor máximo de 582 Nm a 4.750 vueltas. También va asociado a un genial cambio manual Tremec TR-3160 de seis velocidades.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio