Ford Interceptor: lo mejor para las persecuciones

Ford Interceptor: lo mejor para las persecuciones
86 comentarios

Cada vehículo ha sido construido con un propósito. Como decía Jeremy en Top Gear, si quieres invadir un país, cómprate un tanque, no un Range Rover. Si lo que quieres es cazar y detener a un delicuente, Ford acaba de presentar en Las Vegas el Ford Interceptor.

Este nuevo vehículo policial es el sucesor del Ford Crown Victoria y se estará disponible para la policía de Estados Unidos a finales de este mismo año. Ford dice explícitamente que el vehículo ha sido diseñado y será fabricado en Estados Unidos.

El Ford Interceptor estará disponible en dos motores V6, un 25 % más eficientes que los anteriores V8 que usaba el Crown Victoria. El primero será un motor de 3500 cc y 265 CV, compatible con E85. El segundo utiliza el mismo bloque motor pero gracias a la tecnología EcoBoost desarrolla 370 CV.

Ford Interceptor 2

Como os podéis imaginar el vehículo recibe algunas mejoras en consonancia al uso que se le va a dar. Mecánicamente se ha mejorado el sistema de frenos y de ventilación, además de dotar al coche de un alternador de mayor capacidad, que soporte la mayor carga que tendrá que soportar respecto a un vehículo de serie.

En el interior se han modificado más del 90 % de los componentes para adecuar el vehículo al uso policial. Algunas de esas modificaciones son bastante curiosas. Por ejemplo los asientos delanteros se han diseñado para permitir que los agentes puedan montarse en el coche sin quitarse el cinturón reglamentario.

Ford Interceptor 3

Además las puertas tienen nuevas bisagras que permiten que las puertas traseras se abran 10 grados más para facilitar el acceso (estando esposado no es muy facil meterse en la parte de atrás de un coche). Además el vehículo ha sido sometido a pruebas de choque especialmente severas para intentar garantizar su resistencia en caso de impacto a alta velocidad.

Además el aporte tecnológico del vehículo se completa con detector de vehículo en ángulo muerto (BLIS), cámara de visón trasera (¿No se supone que los coches de persecución van detrás del que se da a la fuga?), control de estabilidad y un sistema multimedia para poder conectar todo los complementos policiales (Ford SYNC).

Así que ya sabéis, hoy hemos aprendido una valiosa lección. Si queremos invadir un país, un tanque, si queremos atrapar a los malos, un Ford Interceptor. Me alegro que en el día a día la decisión sea más complicada.

En Motorpasión | Especial coches policiales: España, Ford anuncia un nuevo coche de policía para EEUU

Temas
Comentarios cerrados
Inicio