Compartir
Publicidad
Publicidad

El Ford Mustang Station Wagon sí existió como prototipo

El Ford Mustang Station Wagon sí existió como prototipo
Guardar
17 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Y aquí lo tenéis, el prototipo de fibra de vidrio que se presentó en el Styling Center Auditorium. Da la casualidad que cuando escribí al anterior artículo, los chicos del Mustang Club de España estaban preparando un artículo similar para su sección Sabías que… y no han dudado en dar el aviso para ampliar la información.

Como podemos observar, no es que fuera muy agraciado estéticamente, pero había que arriesgarse. De no haberse arriesgado alguien en un principio a crear un nuevo segmento como los Pony Cars, ahora no estariamos hablando de un mito con casi 45 años a sus espaldas.

El prototipo presentaba dos laterales distintos, con diferentes soluciones estilísticas, pero está visto que ninguna de ellas convenció a nadie. Pero parecer ser que algo de su diseño si llegó a aprovecharse. Su frontal presentaba un nuevo estilo, que fue usado más tarde en los modelos posteriores al ‘71 y anteriores a la llegada de la segunda generación.

Aparte de la estética, que ya de por sí se bastaba ella solita para echar para atrás a más de un comprador, una de las razones por las que se desestimó su producción y posterior venta era su espíritu. Un Ford Mustang familiar no encajaba en el concepto de coche que pretendía ser.

También, en 1966 se presentó otro nuevo diseño para el Ford Mustang, aunque éste quedó simplemente en un boceto. La idea no era arriesgada, ni mucho menos, pero no cuajó entre los directivos.

El boceto presentaba una solución de techo tipo Targa. No entiendo porque se destimaría. Los costes de producción de un techo así dudo mucho que ascendiesen tanto como para echar para atrás el proyecto, siendo una variante más para elegir. Además, con esa configuración de techo, sí entraría en la filosofía juvenil de Ford Mustang.

Pero hay más prototipos que no llegaron a ver la luz. En TheMustangSource.com había visto alguna imagen diminuta de uno de ellos, pero no había texto informando de que se trataba.

1963 Ford Mustang 4-Door Prototype

El primero en llegar y convertise en un prototipo de fibra de vidrio fue el Ford Mustang Sedan o de cuatro puertas. Se presentó en 1963, un año antes del comienzo de su producción, pero no llegó a buen puerto tampoco.

Los sedanes no eran coches para jóvenes. Más bien su mercado se orientaba a padres de familia y eso no es que fuese lo más juvenil del mercado. El resultado es obvio, se desestimó su producción. La verdad, es una variante muy poco conocida y de la que hay poca información al respecto.

1964 Ford Mustang Two-Seater Prototype

1964 Ford Mustang Two-Seater Prototype

Y aquí es donde llega mi sorpresa. Aparentemente, estas imágenes muestran un Ford Mustang Convertible del ‘64 más. Pues no, hay “sutiles” diferencias respecto al modelo de producción.

Se trata de una variante biplaza del Ford Mustang totalmente desconocida para mí y supongo que para muchos de vosotros. Los asientos traseros se eliminaron completamente y se acortó la batalla para reducir el hueco dejado por éstos.

Éste llegó en 1964 y también fue apartado de la cadena de producción mucho antes de nacer. No conozco los motivos, pero supongo que sus estudios se harían y en análisis de los costes de producción con los beneficios previstos para un modelo así no daban buenas esperanzas.

Además, teniendo en cuenta que Ford tenía en aquellos años en sus filas al Ford Thunderbird, mucho más caro y de similares prestaciones (esto lo digo a ojo de buen cubero), supondría tirarse piedras contra su propio tejado y crear un enemigo dentro de casa.

El Thunderbird se vendía por un precio bastante superior al del Ford Mustang y en este último, el precio era un factor importantísimo en su éxito de ventas. No podían subirlo de precio simplemente porque no era lo concebido para él y no podían sacar un coche similar y más barato a otro que ya tenían en venta porque canibalizaría las ventas del más caro. Otro que se quedó en el olvido por méritos propios.

Así que ya sabemos que el Ford Mustang Station Wagon no tiene nada de ser mitólogico ni de ser una leyenda, existió de verdad aunque se quedase únicamente en forma de prototipo.

Acabada otra de las batallitas del Abuelo Cebolleta, sólo me queda agradecer al Mustang Club de España la información enviada. Ha sido de gran ayuda.

Vía | Mustang Club de España
En MotorPasion | Los Ford Mustang Station Wagon, ¿mitología o realidad?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos