Compartir
Publicidad

Centro de Investigación e Ingeniería de Ford en Dunton

Centro de Investigación e Ingeniería de Ford en Dunton
30 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Durante el proceso de desarrollo de un nuevo modelo de coche, son muchos los tipos de pruebas a las que se somete a los prototipos. Unas de las pruebas más importantes son las relativas a las temperaturas extremas, de ahí que sea habitual ver prototipos camuflados por las gélidas carreteras del norte de Suecia o atravesando las calurosas rectas de los desiertos de Arizona.

Pero poco a poco las marcas de coches van desarrollando instalaciones dónde simulan estas temperaturas extremas sin tener que llevar sus prototipos al otro extremo del planeta. Este es el caso del Centro de Investigación e Ingeniería de Ford en Dunton, Inglaterra, dónde el nuevo Ford Focus ha pasado por todo tipo de torturas.

Allí, con solo pulsar un botón se puede conseguir se puede pasar de los 55º centígrados a los 40º bajo cero. Es impresionante ver como un coche como el Ford Focus puede pasar en solo unos minutos de estar completamente congelado a estar derretido de calor y que la chapa tenga tal temperatura que se podría freír un huevo sobre ella.

Este centro se construyó en el año 1999 y costó más de 31 millones de euros. Es uno de los centros más avanzados del mundo y dispone de cuatro cámaras para pruebas ambientales (2 con túneles de viento termodinámico completo), seis cámaras para pruebas de humedad y un taller de preparación de vehículos.

Y para evitar tener que llevar los coches hasta Sierra Nevada, uno de los puntos del mundo dónde en menos tiempo se puede pasar de gran altitud al nivel del mar, cuenta con dos cámaras de altitud que pueden simular altitudes de entre 100 metros por debajo del nivel del mar y 4.000 metros por encima del nivel del mar.

En este tipo de centros se somete a los coches a condiciones extremas, para probar por ejemplo si a una temperatura ambiente exterior de más de cincuentra grados, el sistema de climatización interior sigue manteniendo la temperatura que se marca con el climatizador.

Está claro que en contadas ocasiones un coche en la vida real sufrirá tanto, pero solo llevando a cabo este tipo de pruebas se pueden conocer cuales son los límites reales de un vehículo…sin moverse de un solo edificio.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos