Compartir
Publicidad

Aquellos que recibieron una pizza de un Ford Fusion autónomo lo hicieron descalzos y dieron las gracias

Aquellos que recibieron una pizza de un Ford Fusion autónomo lo hicieron descalzos y dieron las gracias
21 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Probablemente recuerdes la alianza de Ford con Domino´s Pizza para investigar de qué forma reacciona un cliente (en este caso, de Michigan) que recibe una pizza de un coche sin conductor, como es el caso de un Ford Fusion Hybrid autónomo.

Los resultados se han hecho públicos en el reciente CES de Las Vegas, la feria anual de electrónica de consumo, y son bastante curiosos. Según relató el vicepresidente ejecutivo de Ford y presidente de Mercados Globales, Jim Farley, la mayoría de los clientes dieron las gracias al coche (había no obstante un operador 'escondido' en su interior) y acudieron a recoger su pedido descalzos.

Ojo con eso de ir descalzos

Ford Dominos Avresearch 02

Los clientes seleccionados podían rastrear el vehículo de entrega a través del GPS usando una versión actualizada de la aplicación Domino's Tracker, y recibían mensajes de texto a medida que se acercaba el vehículo.

Sin embargo, para desbloquear una de las ventanas traseras y obtener la pizza, debían introducir los últimos cuatro dígitos de su tarjeta de crédito, hecho con el que los clientes no se sentían demasiado cómodos. Preferían, en cambio, introducir los últimos cuatro números de su teléfono móvil.

Otro de los aspectos que descubrió la firma del óvalo fue que, aunque se eliminara de un plumazo el fugaz contacto humano entre el cliente y el repartidor, la gente daba las gracias tras recoger el pedido. Sobre esto, Farley afirmó que deberán trabajar en una interfaz de usuario ya sea en forma de chat de voz o de teclado.

Ford Dominos Avresearch 10

Y uno de los hechos más sorprendentes fue descubrir que muchas de las personas que participaron en el experimento acudieron descalzas al coche, poniendo de manifiesto la importancia de que el vehículo pueda parar de forma segura en el domicilio del cliente y sobre todo que sea lo más cerca posible de la casa. El sentido común también puede dar solución a este rompecabezas (usa zapatos para salir a la calle, aunque sea agosto), que puede traer más de una demanda a Ford si no cuida el emplazamiento de sus repartidores autónomos.

Y si no, echa un ojo a esta surrealista e inimaginable lista de estadounidenses que demandaron a empresas porque su café de McDonald's estaba muy caliente, porque Universal Studios celebraba un Halloween demasiado aterrador o porque David Copperfield robó los poderes de un demandante.

Para continuar comprendiendo de qué forma se relacionan las personas con los vehículos autónomos y cómo configurar los vehículos de reparto, Ford comenzará a finales de marzo una prueba con el servicio de entrega Postmates en una ciudad que se anunciará pronto. También quiere que sus coches se integren en el servicio de Lyft.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio