Compartir
Publicidad

Por ley, no se podrán hacer más réplicas del Ferrari 250 GTO: un tribunal lo ha declarado obra de arte

Por ley, no se podrán hacer más réplicas del Ferrari 250 GTO: un tribunal lo ha declarado obra de arte
8 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El Ferrari 250 GTO es posiblemente uno de los cavallinos más icónicos de la marca de Maranello y, desde el año pasado, oficialmente el automóvil más caro jamás vendido en subasta. Ahora, un tribunal italiano lo ha reconocido como obra de arte original, por lo que legalmente, no se permitirá que sea reproducido e imitado.

Y es que el deportivo italiano, nacido en la década de los 60 y que contó únicamente con 36 ejemplares, es uno de los coches más codiciados por coleccionistas, además de haber sido reproducido en numerosas ocasiones, ya sea con mayor o menor acierto.

Según informa el diario británico The Telegraph, una empresa de Módena había anunciado que planeaba producir 250 réplicas del GTO, por lo que Ferrari presentó una petición formal ante el Tribunal Comercial de Bolonia para que se reconociera de forma oficial el diseño y los derechos de propiedad intelectual del deportivo clásico.

Y éste ha dictado sentencia: el Ferrari 250 GTO no podrá ser reproducido o imitado, por lo que no veremos llegar más réplicas de este legendario cavallino que, desde el verano pasado, también es el automóvil más caro jamás comercializado, ascendiendo en subasta a los 41,6 millones de euros.

Un icono del automóvil

Ferrari 250 Gto

Se trata de la primera vez en la historia que, en Italia, un automóvil es reconocido legalmente como obra de arte. Y según el medio inglés, un portavoz de Ferrari ha asegurado que se ha conseguido gracias a su belleza estética, además de por su largo historial en competición.

Y así es. En el caso del Ferrari 250 GTO subastado el pasado verano, la tercera unidad de este deportivo que salió de la fábrica de Maranello, cosechó no pocos éxitos en automovilismo, entre los que se destacan títulos como el Campionato Italiano Gran Turismo de 1962 o importantes victorias de su categoría en la Targa Florio de 1963 y 1964.

Dicho tribunal ha dictaminado que: "La personalización de las líneas del automóvil y sus elementos estéticos han hecho que el 250 GTO sea único, un verdadero ícono del automóvil". A ello se suma que sus "méritos artísticos" han permitido que reciba numerosos premios que lo señalan como uno de los coches más legendarios jamás concebidos.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio