Compartir
Contenidos contratados por la marca que se menciona

Sabemos cuál es la temperatura perfecta para poner el aire acondicionado en verano sin copiar a los pingüinos

Sabemos cuál es la temperatura perfecta para poner el aire acondicionado en verano sin copiar a los pingüinos
Guardar
2 Comentarios
Publicidad

Sigue a Toyota

Recibe novedades de Toyota

Facebook Twitter Youtube

Los frenos, la suspensión o los neumáticos son elementos de seguridad activa, es decir, su buen funcionamiento ayuda a que no se produzcan accidentes, pero también el confort del conductor contribuye a evitarlos; de ahí que esto sea considerado un elemento de seguridad.

Y es que el conductor es sin duda la parte más importante e implicada en el control del vehículo, si este no está en buenas condiciones sus comportamientos y decisiones al volante pueden no ser las mejores.

El aire acondicionado o el climatizador, que hasta hace unos años era un elemento de lujo, hoy en día ya forma parte del equipamiento de serie casi indispensable en los vehículos.

El calor y el ser humano

El calor afecta a los comportamientos humanos, es algo que está más que demostrado. Un estudio publicado por la revista científica Science corroboraba como las altas temperaturas favorecían los comportamientos violentos y agresivos.

calor

Estas alteraciones en el carácter se podían observar en situaciones cotidianas relacionadas con el tráfico, y que a menudo acababan en episodios violentos.

LOS EPISODIOS DE CALOR ESTÁN RELACIONADOS CON GRANDES CONFLICTOS HUMANOS

Utilizando como base 60 investigaciones sobre conflictos humanos y clima, el profesor Solomon Hsiang, de la Universidad de Berkeley en Estados Unidos, concluyó que el calor era un factor común en los conflictos entre las personas y los grupos sociales. Curiosamente, conflictos como las Guerras Mundiales, la Revolución Francesa o nuestra Guerra Civil se iniciaron en periodos de calor.

Algunos estudios señalan que los efectos que produce el calor en la conducción pueden ser similares a los del alcohol, y las pérdidas de atención que causan en el conductor producen distracciones frecuentes.

Bajo el implacable sol veraniego

A menudo es complicado encontrar un sitio para aparcar el coche, pero además en verano encontrar un sitio a la sombra es tarea casi imposible. Entrar en un coche que literalmente es un horno es algo frecuente en el periodo estival.

high temperature

Según el estudio del RACC “Efecto de la radiación solar en la temperatura interior del vehículo”, en el caso de una temperatura exterior de 35º C, se podrían alcanzar los 55º C en el interior del vehículo al cabo de 60 minutos.

PERMANECER DENTRO DE UN VEHÍCULO RESULTA PELIGROSO A PARTIR DE UNA TEMPERATURA INTERIOR DE 40º C

El color del coche también influye, las carrocerías oscuras absorben más radiación solar que las carrocerías claras: tras una exposición a la radiación solar de 60 minutos, la carrocería negra alcanza los 80º C y la carrocería blanca, los 63º C.

Todos los años asistimos a episodios desafortunados de niños que permanecen en los coches aparcados al sol mientras que sus padres van a hacer alguna “gestión rápida”, como por ejemplo entrar al supermercado. En algunos casos las consecuencias de esas conductas son nefastas, se trata de una costumbre muy peligrosa, por evitar perder unos segundos sacando al niño del coche la escena puede tener un desenlace fatal.

niño

Esta situación es más frecuente en el caso de mascotas. Las temperaturas aquí juegan un papel letal muchas veces despreciado por algunos conductores.

¿Cómo luchar contra el calor?

La tentación de poner el aire acondicionado a máxima potencia hasta quedarnos casi congelados no es la mejor opción. Acatarrarse en verano o quedarse literalmente sin voz pueden ser algunas de las consecuencias más comunes, además crear un ambiente dentro del coche tan frío provoca un nuevo choque térmico cuando salimos del coche. Nuestro cuerpo no está hecho para cambios de temperatura tan bruscos y el resfriado está casi asegurado.

La temperatura recomendada para poner el aire en el interior del coche está entre los 21 y los 23 grados, circulando con estas condiciones encontraremos un mayor confort.

ac

Por otra parte, el consumo de combustible aumenta considerablemente, algo que se puede evitar si se usa de forma eficiente, o en el caso de los climatizadores si se programa a una temperatura determinada.

Hay que tener en cuenta que cuando ponemos el coche en marcha el aire frío no sale de manera instantánea, es conveniente abrir las ventanillas para permitir la renovación del aire del interior. En cualquier caso ya existen sistemas, como el que incorpora el Prius plug-in hybrid, que permiten que la entrada de calor sea más inmediata través de un climatizador automático con bomba de calor a inyección de gas.

LA TEMPERATURA RECOMENDADA ESTÁ ENTRE LOS 21 Y LOS 23 GRADOS, CIRCULANDO ASÍ ENCONTRAREMOS MAYOR CONFORT

Una vez en marcha, es preferible optar por el modo recirculación de aire, de forma que el sistema se alimente del aire ya refrigerado del interior del coche que del aire más caliente del exterior.

Las salidas de aire deben estar limpias y evitar poner obstáculos a la salida del aire (soportes para teléfonos, ambientadores…), además de poder dañarlas estamos taponando la salida del aire. Una costumbre de muchos conductores es apuntarlas directamente a la cara, es mucho más eficiente apuntar las rejillas hacia arriba para que refrigere todo el interior del habitáculo.

ventanilla

Climatizadores para todas las necesidades

Lograr la mejor eficiencia es uno de los grandes objetivos de los sistemas de climatización, lograr el mejor rendimiento con el menor gasto se hace posible adaptando el servicio a las necesidades reales del usuario.

Si solamente va una persona en el coche, ¿por qué enfriarlo completamente? Cada vez más modelos disponen de climatizadores “bizona” o “multizona”, que permiten regular independientemente la temperatura en las diferentes zonas del coche.

Avensis Ts 54

Desde los climatizadores que únicamente se limitan a mantener la temperatura marcada por el conductor, se ha evolucionado a los que también controlan el flujo de aire o incluso las salidas. También existen sistemas que disponen de sensores que aumentan la potencia en función de otros factores como por ejemplo, estar expuestos al sol.

La temperatura ha de ser un factor a tener en cuenta en la planificación de los trayectos, el cambio climático no plantea unas perspectivas precisamente optimistas, el calentamiento global afecta también al interior de nuestros coches, a los conductores nos toca tratar de que nos afecte lo menos posible. ¡Feliz Verano!

Fotos: Istock

Publicidad

También te puede gustar

Inicio
Inicio

Ver más artículos