Compartir
Publicidad

Fiat 500 Abarth en el salón de Ginebra

Fiat 500 Abarth en el salón de Ginebra
14 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La primera vez que ví en directo un Fiat 500 me quedé prendado de él, tanto por su diseño como su diminuto tamaño y todos esos pequeños detalles que tiene.

La misma sensación he tenido cuando he tenido delante de mí al nuevo Fiat 500 Abarth, un coche que gana muchísimo en persona. En las imágenes oficiales puede parecer que sea demasiado tuning, pero para nada es así, ya que todos los extras que lleva esta versión deportiva le quedan como anillo al dedo.

Fiat 500 Abarth

Empezando por las preciosas llantas que le han calzado, que dejan ver a través de ellas las pinzas de freno pintadas en rojo, como no podía ser de otra forma. Aunque parezcan enormes, son sólo de 17 pulgadas, pero teniendo en cuenta el tamañito de este coche, hace que parezcan mucho más grandes.

La trasera es soberbia y para nada le sobran las dos salidas de escape como comentó alguien en anteriores posts. Si no la llevase así, probablemente parecería que estuviese cojo, por decirlo de alguna forma. Y esa especie de difusor trasero para nada desentona con el resto del coche.

Fiat 500 Abarth

En cuanto al interior, todo muy cuco (si se me permite la cursilería), aunque con un marcado acento deportivo, que dentro también se tiene que notar que lleva bajó el capó 135 CV bien puestos.

En MotorPasion | Fiat en Ginebra: Panda y 500 Aria concept… y Luca Cordero di Montezemolo, Fiat 500 Abarth, se amplia la información y la galería

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio